Síntomas de adicción a las redes sociales y cómo superarlos.

Ya no cabe duda que el uso excesivo de las redes sociales se puede convertir en un grave problema.

Desde la llegada de las redes sociales a nuestra vida, surgió un nuevo trastorno adictivo.

El tiempo que pasamos conectados o atentos, la frecuencia con que lo hacemos, la cantidad de energía y pensamiento que le ponemos en revisarlas o interactuar, y la dependencia emocional que generan en millones de personas son los primeros signos de alarma que debemos tener en cuenta.

Síntomas de adicción a las redes sociales:

  1. Nerviosismo e inquietud cuando no se tiene acceso a Internet o la plataforma de la red social no funciona o es más lenta de lo habitual.
  2. Que lo primero y lo último que se haga en el día sea consultar las redes sociales.
  3. Utilizar la red social para olvidarse de los problemas personales o laborales
  4. Sentirse deprimido si los demás no interactúan contigo en la red con comentarios, ‘likes’ o de algún otro modo.
  5. Sentir ansiedad por compartir cualquier cosa de tu día a día mediante fotografías o textos.
  6. Creer que la vida de los demás es mejor según lo que se ha podido observar en las redes sociales.
  7. Fracaso en el intento de reducir el uso de la red social
  8. Impactos negativos en la vida laboral, estudiantil o personal por utilizar las redes sociales.

Síntomas de adicción a las redes sociales y cómo superarlos, el primer paso para superar cualquier adición es reconocer que se tiene un problema.

Ten en cuenta también que las situaciones de dependencia, ofrecen sensaciones de bienestar pasajero.

Lo que quiere decir, que en el momento en que somos sometidos a ellas, experimentaremos una sensación agradable, que irá mermando poco a poco, por lo que debemos recurrir al estímulo una y otra vez.

¿Cómo superar la adicción a las redes sociales?

Considera que las redes sociales no muestran siempre la realidad: es una puesta en escena. Nadie tiene una vida tan maravillosa, ni tan miserable, como muchas veces allí se muestra.

Si usas las redes sociales para trabajar, utiliza programas profesionales para programar tus publicaciones y hacer los seguimientos: no siempre es necesario estar conectado las 24 horas.

Analiza qué te suman y qué te restan las redes sociales en tu existencia.

Empieza a cambiar hábitos poco a poco. Desconéctate cada día cinco minutos más.

Revisa tus mensajes una o dos veces al día: con eso es suficiente.

Reemplaza esos tiempos por tareas más elevadoras, por ejemplo, leer, ver una buena película, conversar con tus seres queridos y amigos, trabaja contigo en tu superación.

TAMBIÉN PUEDES LEER: CONSEJOS PARA CONTROLAR LA IRA