Razones por las que deberías dejar de sentarte con las piernas cruzadas

Razones por las que deberías dejar de sentarte con las piernas cruzadas.

La acción de cruzar las piernas al sentarse tiene distintas repercusiones sobre nuestra salud.

Dicho hábito es uno de los más comunes entre las mujeres, ya que se trata de una posición cómoda para descansar las piernas, ya que se coloca el peso de un muslo por encima del otro mientras permite estirar el músculo un poco.

En La Guía te dejamos tres razones por las que deberías dejar de sentarte con las piernas cruzadas:

Afecta la circulación de las piernas

Las venas son estructuras suaves, por lo que incluso una presión ligera puede llegar a interferir con la circulación correcta de la sangre.

Cruzar las piernas suele poner peso sobre el nervio peroneo, situado detrás de la rodilla, por lo que –si no puedes evitar esta postura– es recomendable que intentes intercambiar la pierna que cruzas constantemente.

Todo con el objetivo de evitar problemas como adormecimiento del área.

Promueve una mala postura

Al cruzar las piernas, resulta muy complicado mantener la espalda recta y la cadera bien alineada con el asiento, lo que a la larga puede causar mala postura al caminar e incluso dolores musculares relacionados con esto.

Lo mejor es mantener los dos pies en el piso y evitar encorvarse frente a la computadora o incluso mientras esperas sentada.

Aumenta la presión sanguínea

En un estudio realizado por una clínica especializada en hipertensión en Turquía, se comprobó que la presión sanguínea de los participantes era más alta cuando cruzaban las piernas, aunque esta volvió a la normalidad después de solo tres minutos de sentarse sin las piernas cruzadas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿CÓMO ELIMINAR LA GRASA DE LAS PIERNAS?

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias La Guía De Montería

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Montería y Córdoba

Invalid email address
Inténtalo. Puede darse de baja en cualquier momento.