ESTILO DE VIDA

¿Cómo sobrellevar el hambre emocional?

¿Cómo sobrellevar el hambre emocional?

Muchas veces comemos sin tener sensación de hambre o poco después de haber terminado una comida.

Esto lo hacemos movidos por ciertas emociones del momento, como el estrés o la ansiedad, por ejemplo.

Esto se conoce como ‘hambre emocional’ o ‘atracón emocional’, por lo general nos lleva a opciones alimenticias poco saludables y, normalmente, terminamos comiendo en exceso.

Este tipo de “hambre” es diferente del ‘hambre real’, suele aparecer en momentos puntuales de la vida del paciente, para quien muchas veces suele ser totalmente imperceptible.

Cada persona tiene una forma de manifestar sus emociones diferente al resto, y éstas repercuten también sobre la salud de cada uno, a veces de forma positiva y otras de forma negativa.

Por eso, en La Guía te dejamos algunos consejos de, ¿cómo sobrellevar el hambre emocional?

Algunos psicólogos relacionados con el tema sugieren que el hambre emocional es una respuesta al malestar emocional en el que no nos detenemos a examinar qué es lo que nos afecta, sino que lo enterramos comiendo.

Lo sugerido en este punto es ponerles freno consciente a los deseos de comer o regularlos, se trata de autoexaminarnos o indagar con ayuda profesional qué nos está pasando para buscar un tratamiento especializado, si es necesario.

La autoconsciencia es una buena actividad para hacerle frente al hambre emocional. Uno de los mejores recursos es distraer la mente con actividades sencillas.

Cuando la sensación de hambre injustificada llegue: dibujar, llamar a un amigo o concentrarse unos minutos en algún oficio doméstico.

Planea conscientemente los alimentos y porciones. Aumenta la ingesta de proteínas y alimentos altos en fibra, los cuales desencadenan un efecto saciante.

También ayuda consumir abundante agua, pura o mezclada con limón o frutas refrescantes.

El mejor método para abordar el hambre emocional es el trabajo personal y terapéutico para conocer mejor nuestro malestar emocional, saber su origen, aprender a controlarlo y/o tolerarlo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: EL MISTERIO DE LAS PERSONAS DELGADAS POR NATURALEZA

María Bernarda Doval Anichiarico

Comunicadora Social - Periodista Egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba