José David, el héroe que le ha dado cuatro golpes a la muerte

jose david
José David Velázquez Chavarría

Con tan solo siete años de edad, José David Velázquez Chavarría, ha esquivado la muerte cuatro veces: su primera lucha fue sobrevivir un mes y medio sin líquido amniótico, luego una hemorragia pulmonar, posteriormente a ocho días de nacido sufrió un infarto que lo dejó sin signos vitales durante varios minutos y a sus tres meses una Parálisis Cerebral, la cual lo ha dejado hasta el día de hoy, postrado en una cama. Además sobrevivió al peor de todos, a la muerte de toda su familia a causa de la violencia.

La familia de José David, es oriunda de Donmatías, Antioquía, actualmente viven en el barrio Mocarí y como muchos colombianos son desplazados por la violencia que azota al país. Desde hace más de un año están en la ciudad de Montería tratando de sobrevivir al flagelo de la guerra. Este héroe de la vida, vive con sus abuelos maternos, Claudia Chavarría y Víctor Velázquez.

Claudia es una señora de unos 55 años de edad, quien padece de cáncer de cuello uterino y glándulas mamarias, hace casi un mes que le practicaron la última cirugía, su cuerpo está lleno de cicatrices por varias operaciones que le han hecho; con sus ojos cristalizados como con ganas de soltar una lagrima, dice con una voz entre cortada, que su sueño antes morir es ver a José David caminar, ya que por su enfermedad, está contando los días.

jose
Víctor Velázquez y Claudia Chavarría

Víctor Velázquez o “Vito” como lo llama el niño, es un hombre de piel morena y maltrecha por su edad, es una persona que busca el sustento de su familia vendiendo pescado en el barrio Mocarí, pero, hay días que no consigue la mercancía para comercializarla.

Yeraldín Velázquez, la madre de este niño, trabaja como ama de casa para poder  sacar adelante a su hijo; Luis Eduardo Sosa Domínguez, el padre del niño, es un supuesto “héroe de la patria”, si se puede llamar así a un soldado que niega a su primogénito.

La vida de José David cotidianamente, es de su cama a una mecedora maltrecha envuelta en sabana y almohadas. La mecedora en la que lo acuestan ya no es cómoda para él, le queda pequeña y fuera de eso está en mal estado. Su abuela materna, Claudia Chavarría, pide ayuda humanitaria para que alguien o una entidad se apiaden de su nieto y le regalen una silla de ruedas neurológica, para que la vida de este héroe sea más amena.

jose david 1
José David Velázquez Chavarría

También, Chavarría agradece a la Fundación Neurológica de Córdoba, por la asistencia que esta ofrece al niño, con terapias musculares y neurológicas que han progresado y este héroe presenta movimientos más controlados, pero funcionarios médicos de la fundación, le han dicho que la silla es esencial para el chico. La silla no la han podido encontrar porque no hay el factor económico para comprarla.

José David, tiene dos hermanos menores, Cristian Alejandro Velázquez, de cuatros años de edad y Dilan Velázquez de tres años, con los cuales sueña jugar y correr por toda la casa.

La casa en la que viven, no está en condiciones de una vivienda digna y aparte de eso, es arrendada en la cual deben todos los servicios, para colmo de males, les han pedido que la desalojen porque no han pagado a tiempo, tienen varios meses que no han dado un peso.

barrio mocari
Casa de la familia de José David

Esta familia, cada vez que dan un paso, al parecer es en falso; de Donmatías se vinieron porque los iban a matar, cuentan que el patrón de ellos pertenecía a un grupo al margen de la ley y ellos por trabajar con él, eran vistos como igual a su jefe, además su patrón quería comprar a una de las hijas de esta familia, por tal razón, tuvieron que dejar a su tierra natal.

Ya con su voz quebrada, y ahora sí, rodándole una lagrima por la mejilla izquierda, Claudia expresa, con el más profundo dolor de su alma “hay días, que nos acostamos sin un bocado de comida, nos parte el corazón cuando los niños se ponen a llorar pidiendo comida”, Chavarría dice que a pesar de todo, tiene ángeles, algunos de sus vecinos les regalan la comida para los niños cuando lloran por no comer.

Por eso, esta abuela desesperada, aprovecha para pedir ayuda, aquellos que quieran pueden colaborar con cualquier donación ya sea de algunos productos básicos de la canasta familiar o con ropa que muchos tienen en sus closet y que ni siquiera utilizan.

El que desee aportar un granito de arena para ayudar a José David y su familia,  puede marcar a los siguientes números: 3117921997 o al 3217420625.

Las imágenes son publicadas por autorización de la familia.

Escrito por Maicol Medrano para La guía de Montería @elpoeta513
Escrito por Maicol Medrano para La guía de Montería @elpoeta513

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.