Ejercicios fáciles para los adultos mayores

Ejercicios fáciles para los adultos mayores.

Entre los beneficios que genera la actividad física en las personas de la tercera edad se destacan mejoras en la salud muscular y ósea, aunque también contribuyen en aspectos como la fuerza, la resistencia, la flexibilidad y el equilibrio.

EJERCICIOS AERÓBICOS

Caminar rápido, nadar, usar una bicicleta fija son actividades aeróbicas ideales que mejoran la actividad cardíaca y pulmonar.

Además son ejercicios fáciles para adultos mayores porque no necesitan de ningún equipamiento o planificación previa.

Steps o subir y bajar escalón

Este ejercicio además de ser aeróbico fortalece las rodillas y los músculos que sostienen esa articulación, así que, si usted tiene mucho dolor en las rodillas o no funcionan bien, tal vez debería evitarlo.

Se puede hacer este ejercicio en una escalera con barandas o que esté contra una pared.

Se trata de tomarse de la baranda con la mano, poner los dos pies juntos en el escalón inferior, subir un escalón con el pie izquierdo, poner el derecho al lado y luego bajarlos en orden inverso.

Se recomienda hacer 10 ejercicios comenzando con el pie izquierdo y otros 10 comenzando con el derecho.

EJERCICIOS DE FUERZA

Con músculos más fuertes se puede continuar haciendo todas las cosas que se necesitan a diario, desde subir las escaleras hasta levantarse de una silla.

Sentarse en la silla

Este ejercicio es semejante a sentarse y levantarse de una silla en forma alternada, con los brazos extendidos hacia adelante.

Logra fortalecer toda la parte inferior del cuerpo. Puede hacerse como una sentadilla tradicional, sin sentarse del todo en la silla, o sentarse y levantarse con los brazos extendidos.

Empujar la pared

Estas flexiones fortalecen toda la parte superior del cuerpo especialmente brazos y el pecho. Pero no se requiere de ningún equipamiento.

EJERCICIOS PARA EL EQUILIBRIO

Hacer ejercicios fáciles para adultos mayores centrados en mantener el equilibrio ayuda a mantenerse en pie cuando hay un tropiezo accidental.

Pararse en un pie

Este ejercicio es similar a estar parado como un flamenco, pero menos peligroso.

  • Hay que pararse de costado a la derecha del respaldo de una silla, una que sea bien estable y pesada.
  • Levantar el pie izquierdo y mantenerse en equilibrio con el pie derecho mientras se pueda, siempre tomado de la silla con mano derecha.
  • Bajar el pie izquierdo y levantar el pie derecho alternadamente. Después de una serie de 10, girar y repetir con la silla a la izquierda.
  • El objetivo es poder pararse sobre un pie sin tomarse de la silla por un minuto.

Puntas de pie

Se trata de fortalecer las pantorrillas, muslos y glúteos y mejorar el equilibrio.

  • Pararse al lado o detrás de una silla o mesa alta y colocar las manos sobre la superficie para apoyarse.
  • Empujar con los dedos de los pies hacia arriba tan alto como pueda y luego volver a pisar el suelo con todo el pie. Repetir unas 15 veces.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿CÓMO PERDER PESO DESPUÉS DE LOS 50 AÑOS?