vacunas contra el VPH
vacunas contra el VPH

El virus del papiloma humano, mejor conocido por sus siglas VPH, es considerado como la infección de transmisión sexual más común. Y al hablar de esta enfermedad en realidad nos referimos a un extenso grupo de más 150 virus relacionados. Algunos de estos generan verrugas no cancerosas en la piel, mientras que otros son los causantes de la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino.

Los virus cancerígenos pertenecientes a este grupo son apenas 15, una cifra bastante pequeña. Sin embargo, el control ginecológico es necesario para estar al pendiente al momento de la aparición del virus y para poder atacarlo de inmediato.

¿Existe una vacuna contra el VPH?

Afortunadamente sí. Actualmente en el mercado existe una serie de vacunas que previenen la infección y contagio de algunos tipos de VPH y de las formas de cáncer relacionadas con estos virus en específico.

¿Cómo se llaman las vacunas contra el VPH?

Hoy en día se pueden encontrar tres vacunas que deben ser puestas en una serie de inyecciones. Los nombres son Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix.

¿Cuáles virus atacan estas vacunas?

Como mencionamos anteriormente, el VPH está compuesto por más de 150 virus. Estos son clasificados con el nombre del virus y un número que les identifique, por ejemplo VPH-16.

Todas las vacunas existentes previenen la aparición de VPH-16 y VPH-18, que son los causantes del 70% de los casos de cáncer y precáncer de cuello uterino. Además también se encuentran presente en los casos de cáncer de pene, ano, vulva, vagina y garganta.

Gardasil, por ejemplo, trabaja específicamente previniendo la aparición de VPH-6 y VPH-11, causantes de las verrugas genitales. Gardasil 9 es más completo y además de estos cuatro virus, también evita la infección de cinco virus: 31, 33, 45, 52 y 58. Estos son considerados de alto riesgo, ya que en conjunto son los causantes de aproximadamente 90% de los casos de cáncer de cuello uterino.

¿Son seguras estas vacunas?

A pesar de que no tienen mucho tiempo en el mercado, y muchos alegan que no se han hecho las suficientes pruebas, estas vacunas son totalmente seguras. Y es que han sido probadas en miles de personas a nivel mundial antes de ser aprobadas para la venta. Y aún se encuentran en constante monitoreo.

Al igual que muchas vacunas, puede generar algunos efectos inversos luego de su colocación, sin embargo no se trata de síntomas graves. Puede producir dolor de cabeza, náuseas, mareo, fiebre y fatiga moderada.

Es importante destacar que pueden presentarse algunos casos de reacciones alérgicas a la vacuna, en el caso de personas que tengan alergias graves a la levadura.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.