15 consejos para ser feliz

15-consejos-para-ser-feliz

15-consejos-para-ser-felizLuminita Saviuc, escritora rumana cuyos libros son de crecimiento personal y quien ha dedicado su vida a ayudar a los demás en la búsqueda de su bienestar, parece haber descubierto el secreto para que todos seamos un poco más felices.

Según ella, sólo es cuestión de convencernos sobre querer hacerlo, dedicarle tiempo todos los días  y dejar de hacer una lista de 15 cosas que la escritora nos propone. Lograr lo que nos propone en esta lista no será fácil,  pero nos facilitará la vida, nos acercará a la felicidad, eliminará una enorme cantidad de estrés, dolor y sufrimiento interno, además hará más sencillo en  nosotros y en nuestro entorno el principio del cambio.

Para algunas personas estos 15 consejos puede resultar obvios, para otras algo ridículo. Lo importante es que sepas adaptar a tus circunstancias los que consideres apropiados, si son todos pues mucho mejor, y que además te concientices y dispongas todo de ti para ser un poco más feliz.

ser-feliz

  1. Renuncia a la necesidad de tener siempre la razón.

No soportamos la idea de estar equivocados, queremos tener siempre la razón, aunque esto pueda poner fin a una relación o causar mucha tristeza a nosotros mismos y a los demás. Esto no vale la pena, cada vez que sientas la necesidad de tener la razón por encima de todas las cosas pregúntate ¿Qué diferencia habrá? ¿Es tu ego realmente tan grande?

  1. Renuncia a tu necesidad de controlarlo todo.

A algunas personas les encanta controlar todo a su alrededor, desde las situaciones hasta las personas, pero esto es dañino y estresante para ti y para los demás. Si son tus familiares, amigos, vecinos,  compañeros de trabajo o extraños simplemente permíteles ser ellos. Deja que todo y todos sean tal y como son, y verás cuánto mejor te harán sentir.

  1. Deja de culpar.

Cuando culpas a alguien por la forma en que te sientes o las cosas que te pasen, les das a esas personas poder sobre tu vida. Renuncia a la necesidad de acusar  a los demás y apodérate de lo que pasa contigo mismo, responsabilízate de tus decisiones y sentimientos y comenzaras a notar el cambio.

  1. Deja de autodestruirte y a hablar mal de ti mismo.

Si en algún momento tu mente te lastima a causa de una mentalidad negativa, contaminada y autodestructiva, para de pensar así, cambia tus ideales por unos en los que te valores como ser humano. Eres mucho mejor que eso.

  1. Renuncia a tus creencias limitadoras.

No permitas que los límites que tú mismo creas te mantengan alejado de tus metas. No pongas barreras en tu camino que no necesitas. Recuerda que mentes positivas viven vidas positivas.

  1. Deja de quejarte.

Nada puede hacerte infeliz, ninguna situación puede hacerte sentir deprimido o miserable si tú no se lo permites. No son las circunstancias las que provocan esos sentimientos de tristeza en ti, tú eres quien decide cómo sentirte.  Nunca subestimes el poder del pensamiento positivo.

  1. Olvídate de la crítica.

Todos queremos ser felices, amados y comprendidos. Si a ti no te gusta ser criticado y buscas que las personas  respeten tu forma de ser y tu estilo de vida, comienza a hacer lo mismo con los demás.  Desgastar tiempo y energía criticando sólo te hará daño a ti.

  1. Renuncia a tu necesidad de impresionar a los demás.

No sirve de nada intentar ser alguien que no eres sólo para impresionar a los demás. No funciona, y lo único que conseguirás es autodestruirte a ti mismo. Cuando dejes caer tus máscaras encontraras a las personas que te valoren por lo que realmente eres.

  1. Renuncia a tu resistencia al cambio.

Todo en la vida tiene un ciclo, el  cambio te ayudará a realizar mejoras en tu vida y en la de tus seres queridos, no te resistas a él.

  1. Abandona las etiquetas.

Trata de abrir tu mente, no gastes tiempo etiquetando a las personas y las cosas que creas que son extrañas y diferentes. En cambio, abre tu mente y veras la diferencia en ti.

  1. Renunciar a tus miedos.

Los miedos están en tu interior, la mayoría son sólo ilusiones que no existen. Renuncia a ellos y arriésgate a ser feliz.

  1. Olvídate de tus excusas.

Todas las excusas que te has inventado para no tomar las decisiones que cambiaran tu vida échalas a la basura. La razón por la que no has intentado conseguir a un nuevo trabajo, no has comenzado a cuidar tu alimentación, no has dejado atrás lo que te hace daño, o no has hecho cualquier otra cosa que hace tiempo quieres hacer,  todas estas son simplemente excusas falsas que tú mismo creas por miedo a ser feliz. Elimínalas de tu vida.

  1. Abandona el pasado.

Esto puede ser una de las cosas más difíciles que hagamos, sobre todo cuando el pasado se ve mucho mejor que el presente y el futuro parece aterrador, pero hay que tener en cuenta el hecho de que el presente es todo lo que tienes. Los recuerdos algunas veces son maravillosos y otras no lo son, pero no puedes vivir en ellos. Entiende que tu presente es tu realidad.

  1. Abandona el apego.

No es fácil, ni siquiera de comprender, pero no es imposible. En el momento que te desprendes de todas las cosas, lo que  no significa que renuncies a tu amor por ellas, llegarás a ser pacifico, más amable y más  tolerante.

  1. Renuncia a vivir tu vida según las expectativas de los demás.

Muchas personas viven una vida que no es la suya. Viven su vida de acuerdo a lo que sus padres, sus parejas o sus amigos piensen que es mejor para ellos. Deja de intentar agradar a todo el mundo y escucha tu voz interior. Recuerda lo que verdaderamente te hace feliz.

Estos son sólo consejos que Luminita Saviuc propone para que seamos más felices y tengamos una vida más satisfactoria, pero la decisión verdaderamente importante está dentro de  ti, en la manera en que tú quieras transformar tu vida. Atrévete a ser feliz y ten a Dios siempre presente en tu corazón.

Escrito por Daniela Reyes. Tw. @Danyreyesp
Escrito por Daniela Reyes.
Tw. @Danyreyesp

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.