sufres de insomnio, ¿Sufres de insomnio? Soluciones para dormir mejor, La Guía de Montería

Si sufres de insomnio en la Guía te tenemos las soluciones para dormir mejor.

Detrás del insomnio siempre hay una causa. Muchas veces el culpable no es otro que una mala higiene del sueño, es decir, malos hábitos que interfieren en tu descanso.

Cuando anochece, tu cuerpo se prepara para el descanso. Pero según lo que hagas, ese equilibrio se altera y, en lugar de relajarte, te activas.

El sueño cambia a lo largo de nuestras vidas. Los niños pequeños necesitan de 11 a 14 horas de sueño para estar descansados y, por lo general, toman siestas.

Durante la adolescencia, la necesidad de dormir disminuye hasta que llega la edad adulta.

Un adulto normal requiere de siete a nueve horas de sueño cada noche para evitar los efectos de la falta de sueño.

Los adultos mayores de 65 años pueden requerir solo de siete a ocho horas de sueño.

Más allá de la somnolencia, la falta de sueño causa estragos en el cerebro, que afectan el estado de ánimo y empeoran la depresión, exacerban el dolor y socavan las funciones ejecutivas que afectan el juicio, la planificación, la organización, la concentración, la memoria y el rendimiento.

Las hormonas que influyen en el peso y el crecimiento se desequilibran.

Se afecta el sistema inmunológico, y esto nos hace más susceptibles a las enfermedades y se desarrolla una tendencia a las inflamaciones.

Privarse de horas de sueño puede llegar a ser letal. El incremento del riesgo de accidentes de tráfico mortales está asociado con la pérdida de sueño.

Aquellos que duermen menos de cinco horas diarias tienen dos o tres veces mayor riesgo de ataque cardíaco.

La pérdida de sueño crónica puede socavar poco a poco nuestra salud. Así que si sufres de insomnio te damos las soluciones para dormir mejor:

Recomendaciones para dormir bien

En primer lugar, priorice el sueño y asegúrese de descansar suficientes horas.

Reserve la habitación como el espacio para dormir: deje los dispositivos electrónicos fuera de él.

Mantenga un horario regular para el sueño-vigilia, y disponga normas adecuadas para la hora en que piensa despertarse, incluso los fines de semana.

Al despertarse o al amanecer, tome de 15 a 30 minutos de luz solar.

Vaya siempre a la cama cuando se sienta soñoliento, aunque eso signifique retrasar un poco la hora de dormir.

Considere la idea de reducir el tiempo que va a permanecer en la cama, si se mantiene más de 30 minutos despierto de forma consistente.

Manténgase físicamente activo.

Modere el consumo de alcohol y cafeína.

Si todo esto no funcionara, considere la evaluación de un médico certificado especialista en trastornos del sueño.

El  insomnio crónico pudiera responder bien a la terapia cognitivo-conductual para el insomnio.

Este tratamiento es cada vez más accesible a través de terapeutas entrenados, talleres, cursos en línea y libros.

Síntomas como despertarse con frecuencia o muy temprano, la somnolencia excesiva durante el día, los ronquidos, las pausas en la respiración durante el sueño, la necesidad de orinar con frecuencia durante la noche, los sudores nocturnos, el rechinar los dientes y los dolores de cabeza matutinos pudieran sugerir apnea del sueño.

Una evaluación integral y las pruebas adecuadas pueden llevar a un tratamiento efectivo.

Brandon Peters-Mathews, Clinical Faculty Affiliate, Stanford University

También puedes leer: ¿HABLAS DORMIDO? TAL VEZ SUFRES DE SOMNILOQUÍA