El transporte con tracción animal es el empleo de diferentes arreos, medios y vehículos para el transporte de personas, productos agrícolas y otros materiales con tracción animal.

Inicialmente las labores que eran llevadas a cabo por estos animales (generalmente equinos) eran ligeras, con pequeñas cargas y por espacio y tiempo reducido.

Con el paso de los años y el desarrollo de las grandes urbes se convirtieron en largas y extenuantes jornadas en las que los animales son obligados a transportar grandes cargas a través de largos recorridos.

Los animales comenzaron a ser utilizados en diferentes labores citadinas, principalmente la carga de materiales y mercancías, sin importar las condiciones inadecuadas de mantenimiento, alojamiento y alimentación.

En los seres vivos, la capacidad para trabajar está determinada y limitada por la cantidad de oxígeno y alimento a los que tengan acceso.

A su vez, la producción de trabajo dependerá de su condición física, además de un apropiado diseño de arneses y herramientas.

Las condiciones infrahumanas a las que son sometidos los equinos de labor incluyen:

Largas jornadas de ayuno mientras trabajan

Alimentación inadecuada

Maltrato físico

Riesgo permanente de ser atropellados por vehículos automotores

Inadecuada o ninguna atención veterinaria

Entre los procedimientos utilizados se encuentran la:

Carga a lomo: Los jinetes montan sobre monturas. Los productos son cargados en sacos, bidones u otros recipientes.

Se usan arreos especiales y la carga se amarra en sacos, a ambos costados del animal, o a granel en grandes bolsas denominadas serones.

Carga por arrastre: El arrastre directo con animales solo se realiza a cortas distancias.

Existen diferentes vehículos remolcados como:

Carretas: Es un vehículo de transporte construido por lo regular de madera, de un eje con dos ruedas grandes.

Carretones: Es una carreta pequeña para ser tirada por una yunta de bueyes o por caballos o mulos.

Se usa generalmente para transporte de cargas de hasta 1,0 tonelada, a granel, en sacos, cajas o bidones.

Coches: Generalmente se utilizan para ellos caballos solos o en pares.

Rastras: Seguramente el vehículo de tracción más antiguo es la rastra de madera

Por extensión se analizan dentro de esta denominación los medios de transporte con tracción humana.

El pasado 5 de junio, el alcalde Marcos Daniel Pineda prohibió la tracción animal en el casco urbano de la capital cordobesa.

Según el mandatario municipal, con la medida adoptada se daría un gran paso en la lucha contra el maltrato animal.

Un total de 10 caballos que eran dedicados a dicha actividad fueron recibidos por el municipio y puestos en adopción de los gremios de: Asociación de Ganaderos de Córdoba  (Ganacor) y Asociación de Caballistas de Córdoba (Cabacor).

Los cuales estarían a cargo de su rehabilitación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.