Desde hace varios años se vienen haciendo pruebas y estudios sobre el puente Rojas Pinilla, más conocido como puente metálico.

El cual se encuentra en un avanzado estado de deterioro y ya no es apto para soportar tráfico pesado.

Su estructura no está para soportar carga de vehículos de más de 4 toneladas.

Tampoco los camiones de carga pesada que usan esta ruta como salida hacia la variante que comunica con Arboletes y el resto del país.

Según la placa conmemorativa este puente de 236 metros de luces y 4.60 metros de gálibo, fue construido por la compañía alemana Hein Lehmann en 1960, hace 59 años.

Cabe resaltar que este puente se ha convertido en un “símbolo” de la ciudad.

En ningún momento se ha pensado derribar el puente, por lo que hace unos años cuando iniciaron los estudios se le hizo mantenimiento y reforzamiento.

En días pasados el gobierno del presidente Duque luego de la solicitud hecha por la Administración de la ciudad se comprometió con la construcción del tercer puente que conectará ambas márgenes de la ciudad.

Dicha solicitud surgió por el evidente deterioro del puente.

Ya que día tras día los habitantes de la margen izquierda del río Sinú y demás ciudadanos deben cruzar obligatoriamente por dicho Puente.

Uno de los obstáculos que tuvo el proyecto, el cual se encuentra en diseño fue la financiación.

Se supone que la obra puede estar costando de entre 20.000 a 30.000 millones de pesos.

Una reciente reunión sostenida en Bogotá entre el alcalde Marcos Daniel Pineda García y el presidente Iván Duque, habría dado luz verde para que el Gobierno Nacional asuma el costo de construcción del puente.

El Ministerio de Transporte junto con la Alcaldía definirán la ubicación exacta del puente, la visión que se tiene es construir el puente al lado del actual puente Gustavo Rojas Pinilla.

Esto con el fin de no afectar la movilidad en ese punto de la ciudad, sin embargo, se deben determinar este y otros detalles, pero eso es lo proyectado.

Se proyecta uso peatonal y ciclistas 


El  alcalde Marcos Daniel Pineda García aseguró que en definitiva seguirá existiendo.

No se piensa demoler, al contrario, quedará como símbolo de la ciudad y podrá ser utilizado como puente peatonal y para ciclistas, expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.