Las redes sociales surgieron como una herramienta social superficial para compartir fotos, pero hoy, a través de éstas, se puede reflejar el estado de salud de las personas.

Estas se introducen cada vez más en nuestras vidas y a pesar de que son una herramienta muy útil tienen sus riesgos y consecuencias negativas.

Un estudio de la Universidad de Brunel, en el Reino Unido, determinó que las parejas que exhiben su relación en redes sociales; ya sean declaraciones públicas de amor, fotografías románticas, entre otras, son más inseguras y menos felices que las que se reservan más.

La investigación clasificó a todas las personas que participaron en el estudio y que fueron analizadas en distintos perfiles.

Las que suelen compartir todo en redes sociales desde una perspectiva de que todo está perfecto, están en la descripción de narcisistas.

Las personas ansiosas buscan la aceptación de los demás y suelen publicar frecuentemente sobre su estado sentimental.

Las parejas felices prefieren aprovechar el tiempo con su pareja y no les importa la aprobación ni mostrar qué tan felices son.

Son parejas que están satisfechas.

Con el fin de mostrar a los demás que tienen una relación sólida y estable las parejas suben su vida amorosa a las redes sociales.

Las parejas felices no se comparan con otras, tienen confianza entre ellos y prefieren la intimidad.

Es muy común que las publicaciones que se hagan en las redes sea la parte “buena” del día a día, a nadie le gusta mostrar lo malo, porque buscan aprobación del otro, comparten las mejores fotografías a pesar de que esas no reflejan en realidad cómo se sienten.

Sin embargo es decisión de cada persona publicar o no, su vida amorosa.

Nadie puede decir si la relación es feliz o estable. ¡Cada pareja es diferente!

Pero recuerda la vida está afuera de las redes sociales, dedícale más tiempo de calidad a tu pareja y siempre ten mucho cuidado con lo que publicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.