El Porro a punto de convertirse en patrimonio cultural, El Porro, a punto de convertirse en patrimonio cultural, La Guía de Montería

El Porro, a punto de convertirse en patrimonio cultural.

Fue aprobado en segundo debate en la Plenaria del Senado, la iniciativa de la senadora Ruby Chagüi que busca reconocer al ritmo del Porro y al Festival Nacional del Porro de San Pelayo como manifestación del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación.

Aseguró la Senadora Chagüi que este proyecto también postulará la inclusión de este ritmo en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial del Ministerio de Cultura y establece la implementación de un plan de Salvaguardia para proteger esta tradición folclórica.

“Celebramos la aprobación en primer debate de esta iniciativa que hemos desarrollado con mucho y compromiso y especial cariño al ser el Porro un símbolo de nuestra cultura e identidad.”

“Agradezco a los senadores de la comisión VI de Senado su apoyo unánime porque una vez tengamos la ley, se podrá rescatar este ritmo y el festival para que viva y se fortalezca entre las generaciones presentes y futuras”.

Chagüi también explicó que con el Proyecto de Ley, se autoriza a la Nación a asignar recursos presupuestales para el fomento y la protección de las muestras culturales del Porro.

“Adicionalmente se permite que los departamentos y municipios puedan asignar presupuesto para el fomento y protección de esta muestra cultural”, dijo Chagüi.

De lograrse el propósito, el porro sería el décimo Patrimonio Inmaterial de la Humanidad colombiano, al lado del:

Carnaval de Barranquilla

El Espacio Cultural de San Basilio de Palenque.

El Carnaval de Negros y Blancos

Las músicas de marimba y cantos tradicionales del Pacífico Sur de Colombia

Los Conocimientos Tradicionales de los Chamanes Jaguares de Yuruparí

El sistema normativo de los Wayuu aplicado por el pütchipü’üi (“palabrero”)

El vallenato tradicional de la Región del Magdalena Grande

La Fiesta de San Francisco de Asís (de Quibdó)

Las procesiones de Semana Santa de Popayán.