El mundo empieza a desconfinarse

El mundo empieza a desconfinarse.

Luego de varios meses en cuarentena, diferentes ciudades del mundo están retornando a la ‘nueva normalidad’: las actividades de siempre empiezan a verse en las calles y lugares públicos, pero con ciertos cambios.

En Sarajevo, capital de Bosnia, las personas empezaron a salir nuevamente a las calles desde el pasado 28 de mayo, después de que duraron confinados poco más de dos meses.

Unos de los primeros lugares que abrieron sus puertas fueron las salas de cine. Aunque están ubicadas en centros comerciales, las restricciones de entrada son muy rigurosas.

Las personas tienen que respetar la distancia señalada en algunas sillas de los auditorios; después de cada función estos espacios deben ser rigurosamente desinfectados. De 190 asientos en cada sala de cine, solo 34 podrán ser usados.

Costa Rica es el primer país de Centroamérica en el que se retoma el deporte, empezando por el fútbol. Las autoridades sanitarias están encargadas de realizar la respectiva desinfección de los espacios.

Uno de los primeros partidos que se jugó el pasado 27 de mayo fue el de la Primera División costarricense entre los equipos Limón FC y Deportivo Saprissa, disputado en el estadio Ricardo Saprissa en San José, capital de ese país.

En la ciudad alemana de Hagen, algunos locales optan por reabrir ampliando la distancia entre las mesas. Otros, buscan soluciones imaginativas para proteger a los clientes de un eventual contagio.

El mundo empieza a desconfinarse

El Domino Park de Brooklyn, en Nueva York, está probando con círculos diseñados sobre el suelo para delimitar el espacio.

Desde el pasado 12 de mayo Francia empezó a retornar a ‘la normalidad’. Este es el caso de las playas de la Motte Sunset Beach, ubicada en el sur de Francia. Por lo pronto, allí la gente está respetando las delimitaciones de distancia social.

En China los niños volvieron a los colegios. La ‘nueva normalidad’ incluye mamparas y mascarillas.

En Tokio, Japón, distintas actividades empezaron a realizarse nuevamente a finales del mes de abril. En eventos públicos masivos, las personas mantienen la distancia social estricta y exigida por el Gobierno de ese país.

Así lo hacen los periodistas, quienes son ubicados en asientos con una distancia de entre cinco y siete metros.

El Gobierno de Turquía decidió abrir nuevamente las mezquitas del país. La comunidad otra vez pudo reunirse en recintos como el templo de Fatih (foto), ubicado en Estambul.

Los fieles se podrán reunir para hacer sus oraciones, sin embargo, una de las condiciones para hacerlo es que se lleven a cabo al aire libre y no dentro de las instalaciones del lugar. Además, las personas tienen que establecer distancia. Claramente el uso del tapabocas es indispensable en todo momento.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ASÍ REABRIERON LOS GIMNASIOS EN HONG KONG