MONTERÍA

Urbaser pide compresión a monterianos por fallas en el servicio de aseo

Los bloqueos a los camiones en Loma Grande han ralentizado el proceso

La situación en la vereda Loma Grande, en donde la comunidad ha bloqueado el paso al relleno sanitario como un método de protesta por el derrame de lixiviados, ha ralentizado el proceso de aseo urbano y recolección de desechos en Montería.

Y es que los camiones de la empresa Urbaser, encargada de la prestación del servicio, completaron este 10 de junio seis días consecutivos sin poder pasar hacia el relleno a depositar los desechos sólidos; lo que a su vez se convierte en una traba para la recolección casa a casa.

La compañía emitió un comunicado para pedir «compresión» a la ciudadanía y manifestar que a pesar de las dificultades, continúan realizando sus «mayor esfuerzos y trabajando arduamente para garantizar la prestación del servicio público de aseo».

Lea también: Encuestas del Sisbén: estos son los barrios en los que habrá esta semana

Camiones de aseo lograron pasar

Este martes se vio una ‘luz al final del túnel’ porque más de 15 camiones lograron pasar al relleno a depositar los desechos. Esto ocurrió luego de que se ordenara una intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), en la que se no hubo ningún tipo de violencia.

Sin embargo, este no es el fin del problema, pues la comunidad reclama la presencia del alcalde y asegura que se mantendrá allí bloqueando la zona hasta no tanto no les brinden solucionen. Alegan que los lixiviados no solo generan una contaminación ambiental, sino que también promueven la proliferación de enfermedades.

Publicaciones relacionadas