La aplicación de transporte que llegó a Colombia hace más de un año y revolucionó la forma de transportarse ha añadido un nuevo servicio a su plataforma en New York.

Uber es una empresa que proporciona a sus clientes vehículos de transporte con conductor.

Esto, a través de su software de aplicación móvil que conecta los pasajeros con los conductores de vehículos registrados en su servicio, los cuales ofrecen un servicio de transporte a particulares.

En 2013, Colombia fue el segundo país latinoamericano escogido por Uber donde la aplicación estuvo disponible en Latinoamérica, por ser un mercado clave en la estrategia de crecimiento del negocio.

La compañía inició su servicio de helicóptero, entre Manhattan y el aeropuerto JKF de Nueva York, con un precio que está entre los 200 y 250 dólares por vuelo, según la demanda.

Este servicio está disponible desde el pasado 9 de julio.

La compañía pone en marcha sus “Uber Copter” a través de la división Uber Elevate.

Una rama que puso en marcha hace tres años para explorar las posibilidades del transporte aéreo compartido y que estará disponible para sus miembros con estatus de platino y diamante.

Uber Copter, además del trayecto aéreo, incluirá una carrera en coche desde el hogar del cliente a un helipuerto en la zona baja de la isla, desde donde se tomará el helipuerto en un recorrido de ocho minutos de duración.

Podrá estar disponible hasta para 5 personas a la vez, y con un recorrido de ocho minutos hasta Nueva York, aproximadamente.

“Este es un viaje que muchos viajeros hacen a diario y vemos la oportunidad de ahorrarles una gran cantidad de tiempo”, afirmó Eric Allison, encargado de Uber Elevate.

El recorrido desde el hogar del cliente por coche, y el vuelo en helicóptero podría demorar 30 minutos, mientras que, normalmente si el cliente se transporta en carro o tren, podría haber una hora o incluso más de camino.

El servicio de helicóptero no es la primera aventura de Uber en el campo aéreo, puesto que en Dubai ya ofrece excursiones de turismo: 12 minutos de vuelo por 142 dólares.

En Manhattan está prohibido instalar helipuertos en las azoteas de los inmuebles después de que en 1977 un aparato se estrellara en un edificio y causara la muerte de cinco personas, por lo que estos vehículos aéreos recurren a instalaciones en las orillas del río Este y del río Hudson, que bañan la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.