Tenga en cuenta esto a la hora de alimentar a su mascota.

Antes de que un perro o un gato coma se debe lavar el recipiente. Cuando se consumen se dejan residuos, sean secos o húmedos, tienen proteínas, grasas, y si seguimos echando la comida en ese tazón sin lavar, no es higiénico.

Tan simple como pensar que usted coma todos los días en un plato que no se lave.

Lo básico e indispensable cada día

Cada que alimente a su mascota lávese las manos, antes y después de manipular alimentos y golosinas. Limpie las superficies del mesón antes y después de preparar comida húmeda o fresca.

Almacenar comida seca

Lo ideal es que el empaque permita guardar el alimento que no se vaya a usar. Si no trae ningún sello, “meta ese empaque en un contenedor.

Si es un bulto, una caneca, si es más pequeño, donde quepa. Lo importante es que trate de no dejarlo en el piso ya que puede cambiar de temperatura y alterar sus propiedades.

Para guardar la comida húmeda

Con esa que viene en pequeñas cantidades lo ideal es que se destape y ellos la consuman inmediatamente.

Las latas, que traen más, se deben guardar en la nevera después de abiertas. En promedio pueden durar refrigeradas de cuatro a cinco días y lo importante es taparlas. Si la lata no tiene tapa, vaciarla en un contenedor por el tema de oxidación.

El alimento que no se come

Si un perro deja comida nunca se debe devolver al empaque, en el caso de la seca, y tampoco se debe guardar en el caso de la húmeda.

Si deja croquetas, guárdelas aparte, en un recipiente con tapa ya que no debe juntarlas con las que no han salido del empaque.

En el caso de dejar comida húmeda es mejor desecharla y si mezcló seco y húmedo, tampoco es recomendable guardarla.

El caso de los gatos
Tenga en cuenta esto a la hora de alimentar a su mascota

Los felinos tienen una forma distinta de almacenar el alimento por sus características fisiológicas.

Los gatos comen constantemente y a ellos se les debe poner su ración diaria para que lo consuman a voluntad.

No les dura más de un día o día y medio y si es así hay que evaluar si le está dando más de lo que requiere energéticamente o mirar que pasa médicamente si está dejando de comer.

El alimento húmedo no se les puede dejar todo el día, es más bien darles un poco y si no se lo come todo hay que quitarlo y eliminarlo.

El agua de las fuentes hay que cambiarla a diario, a ellos les gusta fresca y estar limpiando los filtros, como mínimo una vez a la semana.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿CÓMO CORTAR LAS UÑAS DE LAS MASCOTAS?

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias La Guía De Montería

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Montería y Córdoba

Invalid email address
Inténtalo. Puede darse de baja en cualquier momento.