Prepárate para volver al trabajo luego de tus vacaciones.

Lo sabemos, regresar de vacaciones no siempre es una tarea fácil, sin embargo mantener el buen ánimo en la oficina y no morir en el intento, es posible.

En La Guía te dejamos algunos consejos para hacer más fácil y agradable el regreso al trabajo después de unas merecidas vacaciones.

Prepárate para volver al trabajo luego de tus vacaciones:

Prepárate para regresar a la oficina

Reserva unos días previos al final de tu descanso como ’semana de adaptación’, esto te ayudará a disminuir tus niveles de estrés y evitar las prisas en el último día de vacaciones.

Durante este tiempo puedes consultar tu correo electrónico y tomar nota de los pendientes que tendrás a tu regreso.

Llega más temprano a la oficina

Para quien viene llegando de vacaciones puede parecer una locura, pero considéralo. Además de tener al factor tiempo de tu lado, podrás evitar los tacos y la prisa que generan mayor ansiedad en tu primer día de trabajo.

Otro beneficio de madrugar es llegar a la oficina antes que los demás y reincorporarte en un ambiente más relajado y tranquilo, lo que te permitirá poner cosas en orden e incluso tomar un café relajado.

Aleja los pensamientos negativos

Es importante que regreses a la oficina de buen humor. Antes de regresar a tu lugar de trabajo puedes tomar unos minutos para relajarte y después de comer caminar un poco.

Prioriza tus tareas en el trabajo

Basándote en la lista que ya has pensado previamente, planifica qué y cómo vas a ejecutar tus tareas en tu primer día de trabajo. Organiza todo por orden de prioridad.

Si hay asuntos pendientes que no fueron terminados antes de salir de vacaciones, la idea es comenzar por eso.

Luego, es recomendable ir resolviendo cosas pequeñas primero y, en la medida de lo posible, evita agendar reuniones y asumir temas nuevos de inmediato.

Eso permitirá ir tomando ritmo de manera paulatina, con un control de los tiempos para ganar confianza y evitar sentirse agobiado en tu primer día.

El trabajo se queda en la oficina

No te lleves trabajo a casa, esto le quitará la ‘magia’ al descanso obtenido durante las vacaciones.

Recupera el control

Al volver, notarás que no ocurrió una catástrofe durante tu ausencia. Es momento de retomar tus actividades sin que te obligues a absorber todo nuevamente.

Trabaja por cargas de trabajo

Revisa las tareas pendientes y agrúpalas por similitud. Con esto, al realizar una, podrás avanzar con otra y todo será desde una perspectiva de conjunto.