En 1868 el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson promulgó la Ley de Ingersoll en la que reducía el horario laboral que era de 12 – 16 horas a 8 horas.

Dicha ley quedó solo en el papel ya que algunas ciudades como Chicago se negaron a aplicar esta norma. Ante esta negativa un grupo de sindicalistas anarquistas realizó una manifestación pacífica en Haymarket Square el 1 de mayo.

Su pedido era claro: que se les redujera la jornada laboral a ocho horas.

La protesta que inició con 80.000 trabajadores, terminó en una huelga nacional logrando que más de 300.000 obreros pararan en 5.000 huelgas simultáneas afectando así a varias fábricas de los Estados Unidos.

Durante el cuarto día de la huelga un desconocido lanzó una bomba al grupo de policías que intentaban controlar la manifestación y varios de ellos murieron.

Este suceso terminó con 31 de los trabajadores acusados, cinco de ellos condenados a la horca y tres en prisión y se le conoce como: “La Revuelta de Haymarket”. No se pudo probar la culpabilidad de los acusados.

Estos son los “Mártires de Chicago”, 8 trabajadores que con su lucha lograron la reducción de la jornada laboral a ocho horas diarias.

Adolf Fischer, uno de los acusados, defendió sus ideas hasta la muerte, estas fueron sus últimas palabras: “No hablaré mucho, solamente tengo que protestar contra la pena de muerte que me imponéis, porque no he cometido crimen alguno (…) pero si yo he de ser ahorcado por profesar mis ideas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo nada que objetar”.

En 1884 se celebró en Chicago el IV Congreso de la Federación Americana del Trabajo, en el cual se propuso que a partir del 1 de mayo de 1886, en Estados Unidos se respetara la jornada laboral de ocho horas.

En 1890, representantes de 15 países realizaron la intervención del Estado en lo relacionado con las tareas laborales. Como resultado nació la idea de crear un organismo que velara por los Derechos y Deberes surgidos del trabajo.

De esta forma, nace la Oficina Internacional del Trabajo, conocida hoy como la OIT (Organización Internacional del Trabajo), bajo el control de las Naciones Unidas.

El 1° de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los llamados Mártires de Chicago.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.