Niños de la Fundación a la Rueda Rueda exponen pinturas en Montería, Niños de la Fundación a la Rueda Rueda exponen pinturas en Montería, La Guía de Montería

Niños de la Fundación a la Rueda Rueda exponen pinturas en Montería.

‘Pequeños artistas’, ese es el nombre que se le ha dado a los niños del programa de pintura de la Fundación a la Rueda Rueda, que desde el martes 15 de octubre iniciaron la exposición ‘Universo Colorido’ en la ciudad de Montería, en donde presentan las obras de arte que han desarrollado en lo corrido del año.

Cabe señalar, que estos jóvenes plasmaron en dichas obras sus personalidades, vivencias, sentimientos y pensamientos sobre temas de la cotidianidad en la sociedad.

Además, durante la realización de las pinturas utilizaron diferentes técnicas como: pintura al óleo, acuarelas, dactilopintura, hilorama e intervención artística de objetos.

Finalmente, la exposición estará abierta hasta el 21 de octubre en el Centro Comercial Buenavista y serán los niños los encargados de explicar cada una de sus obras a los espectadores.

La Fundación a la Rueda Rueda desarrolla programas sociales de protección y educación para fortalecer el desarrollo integral de niños y adolescentes.

A través de la estrategia pedagógica de Ocio Creativo:

El Ocio Creativo es una estrategia pedagógica que fortalece los componentes de creatividad e innovación en la educación para enriquecer el desarrollo personas y las futuras competencias laborales.

También apoya el desarrollo integral de los niños y adolescentes de las zonas más vulnerables del Caribe colombiano, mediante el fortalecimiento de los componentes de creatividad e innovación en su educación.

El programa de pintura cuenta con tres niveles.

Cada uno de ellos está  enfocado en lograr que los niños se apropien del lenguaje artístico, mediante el manejo de diferentes técnicas y  la apreciación de obras de diversas épocas.

Esto con el fin de que puedan utilizarlo para expresar sus propias ideas y sentimientos frente a la realidad, partiendo siempre de una exploración de sí mismos y de su contexto.

Cada trabajo elaborado por los chicos es valorado en la fundación como una obra de arte y se expone en diferentes espacios comunitarios y locales para que los niños tengan la oportunidad de poner en práctica todas las actividades propias de la gestión y la presentación de su producción.