El cabello pelirrojo cobra fuerza.

En una sociedad dividida entre rubias y morenas, las pelirrojas, misteriosas y enigmáticas, son envidiadas e imitadas.

Menos del dos por ciento de la población mundial es pelirroja, por esta razón estas personas suelen llamar la atención entre la multitud.

Se suele relacionar este cabello con personalidades fuertes y temperamentales.

Cada vez son más las mujeres que acuden a su estilista para probar un cambio sutil o un tono rojo más vivo.

Es importante conocer que intensidad de rojo te favorece según tu tono de piel.

Rojos jengibres, canelas, castaños metálicos

Los tonos jengibre o canela, como el de la actriz Christina Hendricks, se ven mejor en pieles claras.

Para mantener este color debe existir un equilibrio de cobre y oro en el cabello, evitando cualquier naranja abrasivo.

Para que dure se debe usar un shampoo suave y acondicionador, productos preferiblemente sin sulfatos.

Esta temporada se impone el rojo castaño o Auburn, tono ideal para las mujeres con piel neutra o clara.

Una opción para que las morenas naturales luzcan un cálido “toffee”.

A las mujeres con pieles rosadas les favorecen los tonos neutros medios, como los que puede proporcionar un rojo metalizado.

Los tonos escarlatas más brillantes, audaces y artificiales quedan perfectos en tonos de piel de medios o profundos, que puede quedar demasiado encendido si se tiene la piel clara.

Este rojo, situado en el lado más frío de la paleta de colores, requiere por lo general, más mantenimiento por lo que, aunque está de moda, es más para llevar por un corto tiempo y luego cambiar.

Si la piel es más morenita, un caoba es más adecuado que un rojo anaranjado, sin duda más favorecedor en una mujer de piel clara.

Los pelirrojos tienen menos canas

Este tipo de personas conservan su pigmento natural durante más tiempo que el resto, por eso no se preocupan por las canas.

Una melena sana pelirroja cuenta con noventa mil cabellos, frente a una morena con ciento cuarenta mil o una rubia con ciento diez mil.

Sin embargo, los pelirrojos compensan esa falta de cabello con una textura de pelo más gruesa, espesa y fuerte, dando la impresión de tener más cantidad que el resto.

Una melena más escasa, pero más espesa es más fácil de moldear, ese es uno de los puntos fuertes de los pelirrojos.

Un cabello grueso y fuerte como el de los pelirrojos precisa de tratamientos intensivos de hidratación para lucir suave y brillante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.