Las “Super mujeres”

ama de casa

“Gracias DIOS”, así empieza el día, sin embargo la lucha con la alarma es cruel, entre la urgencia por pararme a cumplir con los compromisos y las ganas de abrazar mi almohada y seguir con nuestro idilio. De todas maneras levantarme es la única opción. Hacer el café, preparar desayuno, que por cierto son dos: para las niñas y para el trabajador incansable de la casa. Al tener el café y el desayuno comienza otra batalla…¿Oh DIOS! despertar a las chiquitinas, las cuales duermen como ángeles pero se despiertan transformadas… enojadas totalmente, pero al igual que la mama, lo hacen y empiezan su rutina también. Después llegan mis 2 horitas, mi regalo diario que es hacer un poco de ejercicio (espero que la conducta no se extinga ya que me invade la pereza). Por la tarde, esperar a las niñas a ver el mundo de tareas que traen y sigue mi trabajo, el que hoy en día me enorgullece realizar.

ama de casa

Todas las féminas somos supermujeres, somos multifacéticas, versátiles, “toderas” y todo termino que sirva para describir la multiplicidad de actividades en las que andamos; juro que no es feminismo, simplemente es digno de admirar y reconocer los esfuerzos que hacemos para cumplir con cada asunto, no importa si es martes o domingo, si son las 9 de la mañana o las 10 de la noche. Lo verdaderamente significativo es que siempre hay una mujer-mama-esposa preparando deliciosos platos para sus amores, calmando fiebre y dolores con pañitos de agua fresca y besos, explicando con paciencia sumas y restas, motivando a los hijos en el fútbol o la natación para que pierdan el miedo, una esposa apoyando a su pareja y una mujer sustentando emocionalmente un hogar del que seguramente resultaran personas que aporten positivamente a la sociedad.

Si hoy me preguntas cual es mi profesión, te respondería que según un diploma del 2006 soy psicóloga pero según la experiencia a lo largo de 8 años soy felizmente Ama De Casa,  a veces desesperada pero la mayor parte del tiempo esperando que llegue la hora de satisfacer las demandas de mis tres amores, esos que con solo sonreírme acaban mi mal genio.

Entonces supermujer…siéntete orgullosa de tu trabajo, aunque no hay un salario definido en dinero, los millones de abrazos y los cientos de besos que recibes de los tuyos alcanzaran para cubrir el pago por tu labor. Disfruta cada cosa que haces por los miembros de tu hogar, quéjate cuando estés cansada pide ayuda, sal con tus amigas, gózate la ida a mercar, vístete hermosa, no pierdas sensualidad, comparte con otras mujeres e intercambien vivencias y sobre todo no subestimes tu gran trabajo.

Escrito por: Mercedes T.

1 Comentario

  1. Que gran artículo, define toda una vida y una vocación en pocas palabra.
    Arriba¡¡¡¡¡¡ a todas estas mujeres talentosas que con cariño nos sacan adelante.
    Gracias hermana, Gracias mamá

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.