MONTERÍA

¿Qué es el humedal Berlín y por qué no debe invadirse?

Con el alegato de que no tienen vivienda, personas han armado cambuches en esta zona protegida

ton image

En la margen izquierda de Montería, muy cerca del barrio Vallejo, está ubicado el humedal Berlín; el cual durante las últimas semanas ha sido objeto de invasiones ilícitas y quemas indiscriminadas. Esto preocupa en sobremanera a las autoridades por el daño ambiental que tales acciones sugieren.

Según el Ministerio de Ambiente, un humedal cumple el «rol crítico en el mantenimiento de la salud y regulación hídrica de las cuencas hidrográficas, estuarios y las aguas costeras; desarrollando, entre otras, funciones de mitigación de impactos por inundaciones, absorción de contaminantes, retención de sedimentos; así como también recarga de acuíferos y proveyendo hábitats para animales y plantas, incluyendo un número representativo de especies amenazadas y en vías de extinción».

De igual forma, según la Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y San Jorge, este y otros humedales reflejan «la mayor riqueza natural del departamento de Córdoba». 

Le puede interesar: Aprende a identificar si padeces Petofilia, el amor exagerado por las mascotas

Dos desalojos en el humedal Berlín

En lo que va corrido de 2022, la Policía Metropolitana ha hecho dos desalojos en esta zona. Y es que invasores, con el alegato de que no tienen vivienda, han optado por armar cambuches con fines de construcción futura, en este que es un espacio protegido. 

El primer operativo se llevó a cabo el 28 de enero, cuando aproximadamente mil personas invadieron el humedal; el segundo se realizó la madrugada de este 8 de enero con 700 personas que hicieron lo propio. En este último caso todo se hizo en acuerdo y sin alteración del orden.

Sin embargo, las personas al retirarse recurrieron a la quema de los cambuches, produciendo un incendio en la maleza que causó daños en quienes residen en los barrios cercanos.

Luis Carlos Cantillo, secretario de Gobierno de Montería, indicó que la Alcaldía sostuvo una reunión con líderes de los invasores; la cual resultó infructífera ya que «sus pretensiones se salen del marco legal de la administración municipal».

Publicaciones relacionadas