¡Hay cosas que sólo le pasan al chavo… y a mi!

Monteria peleas de gallo

LinkChavo

Lina MontesLa conversación fluía, el tipo estaba muy chévere, parecía educado e inteligente, había feeling, y bueno, ya que me había pedido el número de teléfono, estaba pensando proporcionárselo y por qué no, aceptar su insinuación de salir a tomar algo. Todo iba bien –al parecer—, luego la cosa se puso mejor cuando dijo que le gustaba la adrenalina, el peligro, las emociones fuertes, y yo pensé: “¡¡¡wow!!! Este es de los míos, ¡este es el mio!, le gustan los deportes extremos”, ya en mi imagnación estaba volando en un parapente en alguna montaña de Colombia, cuando de repente el tipo continuó hablando y dijo: “me gustan las peleas de gallos”, y yo… enseguida me caí del parapente (en sentido figurado).

He llegado a la conclusión –tras cumplir 29 años—, de que no haré nada que no quiero hacer, de que los hombres que he elegido a lo largo de mi vida, no han sido mi mejor elección, no porque ellos hayan sido malas personas, o porque yo me considere perfecta, incluso han habido hombres fantásticos, sólo no han sido los adecuados para mí.

Me he equivocado, pero, de mis equivocaciones rescato, mi crecimiento como ser humano, el afianzamiento de autovaloración y respeto por mí misma, el redescubrimiento de mi amor propio como el arma más importante para trascender, el criterio para discernir y elegir lo que me conviene o alejar lo que no y, la maduréz espiritual y emocional para comprender que estar soltera no es un pecado, no me preocupa y no debo bajo ninguna circunstancia sentirme mal pues no he cometido una falta.

Nuestra sociedad estigmatiza a la mujer, cuando esta llega a cierta edad y no ha cumplido el ciclo al que por obligación se cree que está destinada, sin tener en cuenta que en la actualidad hay mujeres que tienen otras prioridades en la vida, que luchan por otras causas y cuyos sueños están lejos del ser mamás o de casarse. Admiro profundamente a las mujeres que son cabeza de hogar, que levantan a sus hijos solas, admiro profundamente a las mujeres que tienen la sabiduría y el temple para luchar por la estabilidad de su matrimonio, pero, también admiro a las mujeres que han decidido realizarse en el ámbito profesional porque consideraron que eso las hace sentir plenas. Como individuos de una sociedad que avanza debemos aprender a entender y respetar cada decisión y posición.

En lo personal en este momento mi tranquilidad prima, en cuanto a relaciones he decidido que no me conformaré con hombres que no admire profundamente, que no respeten mi forma de pensar y que no valoren lo que tengo para dar.

Escrito por Lina Montes para La Guía de Montería /@linamonteslo
Escrito por Lina Montes para La Guía de Montería /@linamonteslo

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.