Todos sabemos que es más sano y más barato comer en casa, pero en ocasiones tenemos una amplia agenda social que nos presenta opciones gastronómicas fuera del hogar.

Comer fuera no siempre es sinónimo de comer mal.

No digas que no a esa invitación o compromiso, sólo toma en cuenta los siguientes consejos para tener una vida social que no engorde:

  • Toma agua antes de la comida así puedes perder un poco el apetito y comerás menos.
  • Evita tomar refresco, mejor pide una copa de vino o pide agua con una rodaja de limón.
  • Si la comida es en un restaurante de comida rápida, no comas la opción más grande, aunque sea al mismo precio. En algunos lugares presentan un menú con menos calorías.
  • Si salimos a comer o cenar, comer la media mañana o de la merienda algo más tarde de lo habitual con la intención de llegar al restaurante con la glucosa más alta y por tanto con menos sensación de hambre, lo que ayudará a ser moderado.
Come despacio

Esto te ayudará a quedar satisfecho más rápido por lo que comerás menos.

Ayuda que en lugar de comer una entrada y un plato principal comas dos platillos de las opciones de entrada, generalmente son porciones más pequeñas.

No te acabes la cesta de pan

Come pan, pero moderadamente, y en lugar de untarle mantequilla mójalo con un poco de aceite de oliva.

Si llegas al postre prefiere la fruta y si de plano la tentación es irresistible compártelo con alguien más.

La opción de comer pollo, pescado o carne es mejor si es asada a la parrilla.

Evita los cortes empanizados, capeados o bañados en cremas.

Las ensaladas no deben faltar, aunque no la bañes de aderezos cremosos, es mejor la vinagreta.

Mejor que los demás no sepan que estamos a dieta

Nos puede llegar a agobiar tanto por si nos animan a comer los manjares prohibidos, como si nos sentimos controlados. Si pasamos desapercibidos podemos controlar el menú sin presiones.

Evita el alcohol

Solo aporta calorías vacías, sin ningún nutriente. Comer fuera sin alcohol ayuda a controlar el aporte calórico.

Compensar con una cena o comida ligera y saludable si hemos estado de restaurante en restaurante.

Cuando hacemos una dieta equilibrada combinada con ejercicio y con las calorías ajustadas para perder peso en realidad se trata de implantar una serie de hábitos saludables en nuestro estilo de vida.

Y la vida social forma parte de la vida. Disfrutar pero con moderación y control.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.