Consejos para la lactancia materna durante la pandemia

Consejos para la lactancia materna durante la pandemia.

Si ya eres mamá o estás embarazada, es natural que te hayas preguntado qué es lo más seguro para tu bebé durante la pandemia causada por el coronavirus, (COVID-19).

El contacto piel con piel y una lactancia materna, temprana y exclusiva, ayuda al bebé a desarrollarse.

Hasta la fecha, no se ha detectado la transmisión de casos activos de COVID-19 a través de la leche materna ni de la lactancia.

Estas son algunas respuestas a las preguntas habituales que se hacen las nuevas y las futuras madres:

¿Debería seguir la lactancia materna durante la pandemia?

La leche materna contiene anticuerpos beneficiosos para mantener a los bebés sanos y protegidos de muchas infecciones.

Los anticuerpos y los factores bioactivos de la leche materna pueden combatir la infección del COVID-19, incluso si el bebé ha sido expuesto al virus.

Si tu bebé tiene 6 meses o es menor de esa edad, debes alimentarlo exclusivamente de leche materna.

Cuando ya haya cumplido los seis meses, continúa con la leche materna y con alimentos complementarios saludables.

¿Pueden contraer COVID-19 los bebés alimentados con leche materna?

Hasta la fecha, no se ha detectado la transmisión de casos activos de COVID-19 a través de la lactancia, aunque los científicos siguen analizando la leche materna.

Practica con tu recién nacido el contacto piel con piel. Al colocarlo cerca de ti, facilitas la iniciación temprana a la lactancia materna, lo que también reduce la mortalidad neonatal.

El tiempo cuenta, de manera que se recomienda el inicio de la lactancia materna durante la primera hora tras el parto.

¿Debería mantener la lactancia materna si tengo, o sospecho tener COVID-19?

Sí, continúa la lactancia materna pero con las debidas precauciones.

Estas incluyen:

  • Llevar mascarilla
  • Lavarse las manos con agua y jabón, o con un desinfectante para manos con base de alcohol, antes y después de tocar a tu bebé.
  • Limpiar y desinfectar todas las superficies que hayas tocado.
  • Solo necesitas lavarte el pecho en caso de que hayas tosido sobre él. De no ser así, no es necesario que te lo bañes cada vez que alimentes a tu bebé.

¿Qué debería hacer si no me siento bien para darle el pecho a mi bebé?

Si te sientes demasiado enferma para darle el pecho a tu bebé, intenta proporcionarle la leche materna por otros medios seguros.

Por ejemplo, trata de extraerte la leche y dársela a tu niño (a) con una cuchara o una taza limpia.

La extracción de leche materna también es importante para mantener tu producción.

¿Debería darle el pecho a mi niño (a) si está enfermo?

Continúa dándole el pecho a tu niño (a) aunque esté enfermo/a.

Tanto si tu pequeño contrae COVID-19 como cualquier otra enfermedad, es importante seguir alimentándolo con leche materna.

La lactancia refuerza el sistema inmunológico de tu bebé y a través de la leche materna tú le pasas a él tus anticuerpos, ayudándolo a combatir las infecciones.

¿Qué precauciones debo tomar durante la lactancia materna?

Asegúrate de seguir las directrices del lavado de manos. Debes lavártelas con agua y jabón antes y después de tocar a tu bebé.

También puedes utilizar un desinfectante para manos con base de alcohol. Es también importante que limpies y desinfectes todas las superficies que hayas tocado.

Además, debes lavar habitualmente los extractores de leche materna, los recipientes de almacenamiento de leche y los utensilios para la alimentación del bebé después de cada uso.

TAMBIÉN PUEDES LEER: LO QUE DEBES SABER SOBRE EL COVID19 Y EL EMBARAZO

Con información Unicef.