Mejor con salud

Comienza el año con hábitos saludables: razones para dejar la gaseosa.

Sabemos que hay muchas comidas que solo combinan con una gaseosa, pero, ¿sabes también lo perjudicial qué es el consumo de la misma?

Beber una gaseosa es consumir alrededor de 8 cucharadas de azúcar refinada.

Los endulzantes artificiales tienen un sabor más intenso que el azúcar tradicional; por lo tanto, con el paso del tiempo, los productos como la gaseosa disminuyen nuestra capacidad de saborear las comidas endulzadas naturalmente, como las frutas, dice Brooke Alpert, autora de “The Sugar Detox” (La desintoxicación del azúcar).

Comienza el año con hábitos saludables: razones para dejar la gaseosa:
  1. Problemas en los riñones

Las gaseosas contienen niveles altos de ácido fosfórico que se han asociado con cálculos renales y otros problemas de los riñones.

Beber más de dos porciones diarias de gaseosa por día duplicaría la probabilidad de desarrollar enfermedad renal crónica.

  1. Exceso de azúcar

Esto es lo que pasa en tu cuerpo luego de beber una gaseosa:

20 minutos después de beber una gaseosa, el nivel de azúcar en la sangre incrementa rápidamente causando una explosión de insulina.

*Tu hígado responde convirtiendo el azúcar en grasa.

40 minutos después, la absorción de cafeína termina. Las pupilas se dilatan, la presión sube, y cómo respuesta, el hígado lanza más azúcar a la sangre.

45 minutos después, el cuerpo incrementa la producción de dopamina, estimulando los centros de placer en el cerebro.

  1. Obesidad

    La relación entre la obesidad y las gaseosas es tan estrecha que los médicos calculan que por cada refresco consumido, la probabilidad de desarrollar obesidad incrementa 1.6 veces.

– El 70% de las enfermedades cardiovasculares son causadas por la obesidad.

– EL 42% del cáncer de colon y de mama es diagnosticado en individuos obesos.

– El 30% de operaciones de la vesícula biliar están relacionadas a la obesidad.

  1. Disuelve el esmalte dental

    El azúcar y ácido de las bebidas gaseosas disuelven fácilmente el esmalte de los dientes, cuando las caries llegan al nervio, la raíz y el área en la base del diente, el diente puede morir, y si no se trata a tiempo, se puede formar un absceso.
  2. Diabetes

Aquellas personas que beben gaseosas frecuentemente tienen un riesgo 80% más alto de desarrollar diabetes tipo 2.

Lo mejor es reservar las gaseosas para ocasiones muy especiales y a diario, escoger opciones más naturales y sanas como puede ser el agua o algún zumo de fruta si queremos algo más dulce sin sustancias perjudiciales.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿SABÍAS QUÉ EL QUESO PUEDE SER TAN ADICTIVO COMO LAS DROGAS?