Cáscaras de frutas que pueden comerse

4 cáscaras de frutas que pueden comerse.

Las frutas son parte fundamental para la alimentación del ser humano, y esto es gracias a las diversas vitaminas y minerales que estas poseen.

Es común que al comer una fruta muchas personas tiren su cáscara a la basura casi de manera automática.

Pero, ¿por qué no comerla?

4 cáscaras de frutas que pueden comerse y cuyas propiedades te aportarán muchos beneficios:

Sandía

La cáscara de la sandía no solo es baja en calorías, también es una fuente natural de vitamina C y B-6.

La parte interna de la corteza, de color blanco, se caracteriza por contener citrulina (que también se puede hallar en la pulpa de la fruta), una sustancia que posee la capacidad de producir un relajamiento de los vasos sanguíneos.

Además, al metabolizarse se transforma en un aminoácido llamado arginina, que tiene efectos beneficiosos en el corazón, el aparato circulatorio y el sistema inmunitario.

Kiwi

Aunque la cáscara vellosa del kiwi puede parecer poco apetitosa, contiene más vitamina C que la pulpa y tres veces más fibra que su interior. 

Es totalmente comestible, pero debes lavarla bien para eliminar toda suciedad.

Piña  

La Piña es una de las frutas que posee una cáscara bastante particular y que no es apetitosa para la mayoría de los seres humanos.

La manera de ingerir esta cáscara es como una infusión o té de agua hirviendo.

Es un excelente depurativo de la sangre, tiene propiedades diuréticas y antiinflamatorias, además ayuda a evitar el estreñimiento.

Naranja

La cáscara de la naranja es comúnmente usada como esencia y aromatizante, especialmente en los postres.

La piel de esta fruta contiene altos compuestos de limonina, sustancia que ayuda a combatir el cáncer, además contiene propiedades antiinflamatorias y pectina, sustancia que reduce los niveles de azúcar en la sangre.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ALIMENTOS QUE RETRASAN EL ENVEJECIMIENTO