¿Qué tipo piel es más propensa a las arrugas?

¿Qué tipo piel es más propensa a las arrugas?

El paso del tiempo no afecta por igual a todos los tipos de piel, pero el tiempo pasa y nadie escapa a las temidas arrugas.

Es importante saber qué tipo de piel es más propensa a desarrollar arrugas y analizar la nuestra para saber a qué grupo pertenecemos. Es la mejor manera para poder actuar con rapidez y prevenirlas.

La piel se divide en cinco categorías:  

Pieles grasas

La piel grasa en la juventud tiende a una excesiva producción de sebo, lo que fomenta la aparición de los granitos que tanto nos incomodan.

El sebo en la adolescencia se encuentra en su máximo auge de producción y se va reduciendo con el paso de los años.

Pero si tienes este tipo de piel, puedes declararte una persona con suerte, porque la piel grasa mantiene durante más tiempo el aspecto fresco y saludable. Por eso, tardan más en aparecer los signos del envejecimiento.

Para el cuidado, es recomendable aplicar aceites ricos y volátiles provenientes por ejemplo de las semillas de melocotón o del aguacate.

Las cremas para pieles grasas también ayudan a tener una tez de aspecto lozano y a mantener bajo control el nivel de producción de sebo.

Pieles mixtas

Las pieles mixtas se dividen en dos partes del rostro. La zona T (nariz, frente y barbilla) y el resto del rostro.

La zona T es la zona más grasienta de la piel, mientras que el resto del rostro tiene una apariencia normal.

Para mantener la piel más limpia y saludable es recomendable hacer uso de un limpiador suave y un humectante ligero.

Este tipo de pieles son muy agradecidas, y se caracterizan por tener una buena elasticidad en general además de responder muy bien a los tratamientos anti-arrugas.

Pieles normales

La piel normal no suele tener muchos granos, ni poros pequeños, ni suele irritarse demasiado. Tiende a ser equilibrada, ya que no es ni demasiado seca ni muy grasa.

Muy suave y resistente, acepta la mayoría de los principios activos que se usan en los productos de cuidados de la piel. Por lo que responde bien a los tratamientos anti-arrugas.

Igual que las mixtas, este tipo de piel es agradecida y tiene en general una óptima elasticidad.

Pieles secas

Las pieles secas retienen menos humedad que la piel normal y las glándulas sebáceas segregan menos grasas. Esto ocasiona que se tenga la piel tensa, áspera o escamosa.

Este tipo de tez es la más propensa a tener arrugas, ya que la poca segregación de las glándulas sebáceas provoca descamación y líneas de expresión.

Pieles sensibles

Son las más problemáticas. Se caracterizan por estar irritadas, rojas o tener bultos.  Suele reaccionar con enrojecimiento o irritaciónante cualquier producto que se utilice.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ALIMENTOS PARA TENER UNA PIEL PERFECTA