El maquillaje nos encanta a las mujeres porque nos ayuda a esconder esos “defectitos” o a realzar nuestros mejores rasgos.

Pero así como tiene sus beneficios también puede tener consecuencias y riesgos, especialmente para el elemento más sensible al que rodea: los ojos.

Una de cada cuatro mujeres reconoce haber sufrido algún problema en los ojos (conjuntivitis, irritaciones, etc.) a causa del maquillaje, según un estudio realizado por la Fundación Rementería.

Además, un porcentaje similar padece alguna alteración en la piel, como acné, dermatitis atópica, hipersensibilidad que las hace más vulnerables a estos problemas.

Todas las mujeres analizadas que se habían maquillado alrededor de los ojos presentaban restos de maquillaje en el lagrimal.

Esta presencia está relacionada con una peor visión.

Ocho de cada diez entrevistadas se maquillan los ojos más de tres veces por semana según el doctor Javier Hurtado, director médico de la Fundación y autor de la investigación realizada a 100 pacientes.

Quien asegura que el uso del maquillaje durante toda la vida «puede tener consecuencias a largo plazo en el ojo, sobre todo en un ojo más sensible».

El maquillaje es aún más dañino en quienes usan lentes de contacto, ya que agrava los riesgos asociados a las mismas, como ojo seco e irritación, pero también infecciones.

En cuanto a las mujeres que usan delineador, la mitad lo usaban en la base de las pestañas y la otra mitad por dentro de las pestañas.

«Con lo que el ojo está más expuesto a molestias, enrojecimiento, conjuntivitis tóxica o intolerancia a las lentes de contacto», según el doctor Hurtado, quien recomienda que el delineador, el rímel y la sombra de ojos se apliquen por fuera de la pestaña.

El Doctor Hurtado advierte que los productos utilizados para desmaquillarse pueden ser más peligrosos debido a que los disolventes alteran la lágrima.

Entre los componentes y tintes utilizados en el rímel y en el delineador se encuentran solventes como el isododecano, formadores de película, conservantes y ceras de origen animal, vegetal y mineral; así como pigmentos y polímeros fijadores.

Los maquillajes con resistencia al agua contienen además disolventes similares a la pintura al óleo, con «un aspecto muy similar», explica la maquilladora profesional Carmen Otero.

Hay que tener mucho cuidado con lo que aplicamos sobre nuestra piel, sobretodo en la zona de los ojos, que es una zona muy delicada e importante en el cuerpo.

Investiga, pregunta y haz pruebas de cada producto antes de usarlo, recuerda que lo que le sirve a otra persona, puede no servirte a ti.
NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Montería y Córdoba

Invalid email address
Inténtalo. Puede darse de baja en cualquier momento.