INFORMACIÓN

Peligros del tramadol, el medicamento que mató a dos niños en Bogotá

Peligros del tramadol, el medicamento que mató a dos niños en Bogotá.

El pasado martes, dos niños en Bogotá murieron luego de que se les diera tramadol, un medicamento para el dolor, creyendo que se trataba de albendazol, el antiparasitario que les había recetado el médico de su EPS.

Este hecho ocurrió el pasado martes y ha generado mucha conmoción. Los niños tenían 7 y 10 años.

La equivocación habría sido error de un empleado de uno de los puntos de Droguerías Cruz Verde ubicado en el barrio Santa Bárbara.

Aparentemente, confundió los medicamentos y así lo acepta la firma droguera en un comunicado.

«Se violaron los protocolos para la dispensación de fármacos establecidos por la organización, así como la capacitación que se le provee a cada uno de los empleados», dicen en el escrito.

«Cruz Verde se ha puesto a disposición de todas las autoridades: Invima, Fiscalía General de la Nación, Secretaría de Salud del Distrito, Superintendencia Nacional de Salud y Ministerio de Salud para colaborar de manera irrestricta con todas las investigaciones generadas por esta lamentable tragedia», agrega el comunicado.

Peligros del tramadol, el medicamento que mató a dos niños en Bogotá.

De acuerdo a MedilinePlus, la página oficial de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., el tramadol es un medicamento que “se usa para aliviar el dolor moderado a moderado intenso”.

Se receta a personas «que necesiten el medicamento para aliviar dolor todo el tiempo”.

En entrevista con SEMANA el Doctor Luis Garzón, médico anestesiólogo y especialista en dolor, de la clínica Findolor, explicó los alcances de este medicamento.

«El tramadol es un analgésico. Se trata de un opioide sintético con similitudes con la morfina y que se usa sobre todo en casos de dolores crónicos», explica el científico.

Según las indicaciones de MedilinePlus, el medicamento debe usarse con mucho cuidado y bajo instrucciones de un médico:

-El tramadol puede ser adictivo, especialmente con uso prolongado.

-Use el tramadol exactamente según lo indicado.

-No tome de más, no lo tome con más frecuencia ni lo tome de una manera diferente a la que le indicó su médico.

-Mientras toma el tramadol, hable con su proveedor de atención médica de sus objetivos de tratamiento del dolor, duración de tratamiento y otras formas de controlar su dolor.

Como el tramadol tiene un mecanismo dual, puede tener dos efectos:

El similar al opioide va deprimiendo el sistema nervioso, va adormeciendo y, dependiendo de la dosis, puede llevar a la supresión respiratoria y luego a la muerte, explicó Garzón.

Por otro lado, tiene un componente que acelera el sistema nervioso central y puede producir rubor, taquicardia, crisis de ansiedad, arritmias cardiacas y convulsiones.

El sitio en Internet mencionado dice que no debe usarse el tramadol en menores de 12 años, porque puede provocar la muerte.

Y si los pacientes tienen entre 12 y 18 años, debe evitarse en quienes han sufrido enfermedades respiratorias. 

“Cuando se utiliza tramadol en niños, se han reportado casos de problemas graves de respiración que ponen en peligro la vida como dificultad para respirar y muerte”, advierte MedilinePlus.

Para el médico Garzón, todo parece indicar que en el trágico caso pudo haber una cadena fatal de errores.

Desde la posible confusión del medicamento por la farmaceuta, quizás por algún error en la etiquetación, hasta la falta de cuidado de los padres en la verificación del medicamento que le iban a suministrar a los niños.

«Más que lamentar la tragedia, todos debemos aprender de ella», dice. Y eso significaría volver a los procedimientos correctos con los medicamentos, haciendo bien la tarea de verificación.

Entre otros aspectos, hay que ver si la formula médica tiene el nombre del paciente y si el medicamento es efectivamente el recetado; también se debe verificar las dosis estipuladas, la fecha de vencimiento de la droga y si tiene el  registro adecuado.

Con información de Semana.

María Bernarda Doval Anichiarico

Comunicadora Social - Periodista Egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba