ESTILO DE VIDA

Mitos sobre el cuidado de los bebés

Mitos sobre el cuidado de los bebés.

Hoy en día se vende una sensación de que los recién nacidos tienen una salud frágil, de que van a surgir problemas y se le infunden a los padres cosas que no pasan.

Sobre todo si se es padre primerizo, suelen prestar más atención a lo que dicen los abuelos o las creencias populares sobre la crianza de los niños.

Consejos como que no hay que cogerlo en brazos porque se acostumbra, que la salida de los dientes provoca fiebre o que la leche materna no lo está alimentando si el niño (a) llora, son algunos de los más recurrentes, pero hay muchos más.

Mitos sobre el cuidado de los bebés:

Un hilo mojado desaparece el hipo

Es usual ver a las abuelas, tías o mamás colocar un hilo mojado en la frente del bebé cuando tiene hipo. Este es otro de los hábitos sin fundamento, pues el hipo desaparece por sí solo.

Es malo cortarle las uñas

Puedes cortarle las uñas a tu bebé horas después de su nacimiento. Aunque son muy blandas, usualmente vienen largas y por eso siempre terminan por arañar su carita.

Los mejor es usar unas tijeras pequeñas y especiales para ellos.

“Que llore para que se le maduren los pulmones”

Más de uno recomienda a las madres, especialmente a las primerizas, dejar llorar al niño (a) para que sus pulmones se maduren.

La realidad es que no existe base científica que relacione el llanto con el desarrollo pulmonar.

Por el contrario, el bebé se ve emocionalmente afectado al no obtener atención cuando llora, necesita sentirse protegido desde el primer día de vida.

“No lo cojas en brazos porque se acostumbra”

Los bebés ya vienen acostumbrados al cuerpo de la madre, que es donde han vivido durante los nueve meses que dura la gestación.

El bebé necesita contacto físico, sentirse seguro y cogerle en brazos no sólo no tiene ninguna contraindicación, sino que es necesario.

“Si le cortas el cabello le crecerá más fuerte”

No hay ninguna evidencia científica de que cortar el pelo a un bebé, o incluso afeitarlo, vaya a lograr que le crezca más sano y fuerte posteriormente.

Tampoco se logra un mayor volumen. Es habitual que durante los primeros meses ese primer cabello se vaya cayendo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.