Los científicos llevan años observando con ayuda de escáneres cómo y cuándo se produce la activación del circuito del placer en el cerebro humano.

Como es lógico suponer, este circuito se activa mediante estímulos “viciosos” como el orgasmo, la ingesta de alimentos dulces y grasos, las recompensas económicas y algunas sustancias psicoactivas (tabaco, drogas…), explica el neurocientífico David J. Linden.

Estas experiencias provoca la liberación de dopamina en una serie de regiones cerebrales  que generan una sensación placentera, y los actos que han precedido o coincidido con ellas acaban asociándose a recuerdos positivos.

Pero lo sorprendente es que muchas conductas que consideramos virtuosas tienen efectos similares sobre el cerebro.

Existen otros instantes o experiencias que puedan darte placer, como pequeños actos del día a día:

El ejercicio físico voluntario

Comenta en Facebook, una investigación de la Universidad de Harvard detalla que emitir un comentario en esta red social produce placer, muy similar al que se experimenta durante las relaciones sexuales o al comer.

Ciertas formas de meditación

Comer ciertos alimentos como el chocolate y tomar vino

Levantarse temprano en el día libre, descubrir que es día libre y seguir descansando.

Quedarse en casa un viernes o sábado por la noche tapado con mantas y una peli en pleno invierno y con lluvia.

Terminar de trabajar un viernes y que puedas tener todo el fin de semana realmente libre, sin obligaciones.

Ríete, la risa es un excelente detonante de placer.

Robin Dunbar, psicólogo de Oxford señala que los esfuerzos musculares que se experimentan durante una risa aumentan las endorfinas, lo que alivia el estrés, mejora tu estado de ánimo y fortalece tu sistema inmune.

La aprobación social

La donación de dinero

Cuando consigues recordar esa canción que llevas tarareando todo el rato sin saber cuál era.

Cuando se cancela un evento al que nunca quisiste asistir.

Escucha tu música favorita, una investigación publicada en la revista Nature Neuroscience detalla que el placer que se experimenta al escuchar música provoca una secreción de dopamina.

Poder cerrar las 100 pestañas que están abiertas después de terminar de usarlas.

La lista puede ser interminable, imagina todo lo que da placer en la vida, no debes solo imaginarlas, debes buscarlas en tu día a día.

Para disfrutar del placer no necesitas mil horas o esforzarte mucho, ya que con sólo un minuto podrás disfrutar de experiencias maravillosas que harán tu día especial, lleno de energía.

Y a ti, ¿qué te genera placer?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.