Esta es la situación en uno de los barrios cercados, Cantaclaro.

Los cierres Inteligentes que rigen en la ciudad en 7 barrios donde se delimitaron 7 cercos, avanzan con la presencia de médicos y entrega de ayudas humanitarias.

Ayer se activaron los cercos en Cantaclaro, Pradera y Castellana-Monteverde.

El alcalde, Carlos Ordosgoitia Sanin, estuvo en el cerco del barrio Cantaclaro, en compañía de la gerente de la ESE Vidasinú, Doris Spath Portillo y el gerente COVID, Hugo Kerguelén García.

En ese sector se identificaron 185 familias de los cuales 65 tienen integrantes con síntomas asociados a COVID-19.

“Este cerco no se trata solamente de restringir a movilidad de las personas en la calle, sino de salvar vidas, por eso llevamos atención médica con nuestra ESE Vidasinú para la detección temprana de COVID-19 y de otras patologías.

Porque también hemos identificado que las personas no están consultando en los centros hospitalarios y cuando lo hacen, ya llegan en estado crítico”, expresó el alcalde.

De las 185 familias caracterizadas se identificaron entre ellas 143 personas con empleos formales y 675 sin empleo formal. En el cerco hay 10 casos positivos de COVID-19.

Desde la Alcaldía de Montería se hizo entrega de 380 ayudas humanitarias de mercado a las familias que allí residen.

Entre ellas, personas que usan la moto como medio de sustento y se entregaron tapabocas.

Esta es la situación en uno de los barrios cercados, Cantaclaro

También se realizaron 18 atenciones médicas en casa por parte del equipo de la ESE Vidasinú, de las cuales 3 requirieron medicamentos; una persona fue remitida en ambulancia al servicio de urgencias.

En este cerco se realizaron 90 pruebas rápidas, de las cuales 9 resultaron positivos, por lo que se les ordenó la prueba confirmatoria PCR a través de su EPS y aislamiento en casa.

Mientras se realizaba la atención de médicos en casa se identificaron tres personas en estado crítico de salud, una de ellas falleció en casa.

Otra fue remitida al hospital de campaña para recibir atención en hospitalización debido a su estado de salud y otra persona se reusó a recibir atención.

“Se le recomendó estar muy atenta a la evolución de los síntomas respiratorios y llamarnos ante cualquier novedad.

Hicimos todo el trabajo sicosocial para poder brindarle la atención, pero la persona se reusó”, explicó la gerente de la ESE Vidasinú.

El alcalde Carlos Ordosgoitia Sanin hizo un llamado a la ciudadanía a consultar ante cualquier síntoma en los centros hospitalarios o con sus EPS.

“No queremos que la gente se muera en casa por temor a consultar, queremos salvar vidas.

Por eso adoptamos estas medidas para limitar la propagación del virus y brindar atención en los barrios, que es la esencia de nuestro programa S.O.S en salud; aquí todos tenemos que aportar”, puntualizó el mandatario.

Esta es la situación en uno de los barrios cercados, Cantaclaro

TAMBIÉN PUEDES LEER: FAMILIAS UBICADAS EN LOS CERCOS SERÁN CARACTERIZADAS