¿Qué pensarías si te decimos que has creído en algo que nunca sucedió? ¿O que recuerdas un hecho perfectamente y resulta distinto en realidad?

Esto es algo que nos ha sucedido a todos y tiene una explicación o varias y se conoce como el “Efecto Mandela”.

El efecto Mandela, nombrado así por la bloguera Fiona Broome, es un fenómeno colectivo donde las personas creen recordar un acontecimiento que nunca ocurrió o que recuerdan algo de una manera en particular, pero resulta que sucedió de otra forma.

¿Por qué se llama ‘efecto Mandela’?

Nelson Mandela, el expresidente de Sudáfrica y activista por la lucha de los derechos de las personas de color, falleció el 5 de diciembre de 2013 en Johannesburgo a la edad de 95 años, después de sufrir una prolongada infección respiratoria.

Después de que anunciaran el fallecimiento de Nelson Mandela, la investigadora paranormal Fiona Broome publicó en su famoso blog que estaba muy sorprendida con la noticia de la muerte del presidente y que eso la había mantenido inquieta durante varios días.

Aquella inquietud se debía a que ella recordaba perfectamente haber visto por televisión el momento en el que Nelson Mandela murió cuando estaba en la cárcel en los años 80, el funeral en su honor, y todo lo demás.

En sus recuerdos, Mandela jamás salió de prisión ni fue presidente. A raíz de esa publicación se creó un gran debate en Internet ya que muchas personas afirmaban recordar exactamente lo mismo de Broome y “haberlo visto con sus propios ojos” en las pantallas de sus televisores.

¿Por qué ocurre el efecto Mandela?

Hay muchas teorías que intentan explicar qué es lo que ocurre en nuestro cerebro para que eso pase con tanta frecuencia:

Efecto arrastre

Está relacionado con la validación social.

Se produce cuando nos creemos algo porque otras personas de nuestro entorno también lo hacen.

Criptomnesia

El cerebro coloca datos imaginarios en lugares de la memoria con contenidos reales mezclando ambos.

Falsa atribución

Si en algún momento te has creído algo que te han contado aunque luego resulte falso, tu mente volverá a recordar lo que previamente almacenó como verdadero.

Esto puede dar lugar a disonancias cognitivas, es decir a que tu propio cerebro entre en conflicto rechazando la nueva versión a pesar de ser la correcta.

Confabulación

Ocurre cuando se intenta recordar algo que realmente no se tiene almacenado y se falsea la respuesta generada, completando con lo que se puede.

Es decir: rellenamos los diferentes huecos presentes en nuestra memoria con recuerdos fabricados.

Inducción externa de recuerdos

Inducir un recuerdo falso en las personas es algo totalmente posible, de hecho es relativamente sencillo y uno de los procesos más efectivos para hacerlo es el de la sugestión.

Por ejemplo, según la psicóloga Elizabeth Loftus, mediante cierto tipo de lenguaje o preguntas muy específicas que se utilicen para una situación concreta, se puede influir en un individuo al punto que modifique su percepción de los hechos que recuerda.

¿Has experimentado el efecto Mandela?

 

Fuente Culturizando.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.