ESTILO DE VIDA

¿Cuál de estas comidas o bebida extraña te animarías a probar?

publicidad

Si te vas de viaje o si tienes la oportunidad de probar algo exótico, ¿qué te parecería un trozo de grasa de ballena cruda?

Si no es lo tuyo, no te preocupes, siempre puedes echar mano de una tarántula crujiente.

Desde lagartos secos hasta ojos de atún: te dejamos unos “suculentos” platos:

Tarántula crujiente, Camboya

Si vas a Camboya no dejes pasar la oportunidad de catar la delicia local: tarántula frita.

Dicen que el sabor es bastante agradable, como una especie de mezcla entre pollo y bacalao… sólo que con ocho extremidades peludas.

Si estos bichitos de ocho patas son tu peor pesadilla, es más que cuestionable si este plato será de tu gusto o no.

Jugo de ojo de oveja, Mongolia

Si alguna vez has necesitado una excusa para no beber alcohol, esta es perfecta.

En Mongolia la cura tradicional para la resaca es un vaso lleno de zumo de tomate, vinagre y ojos de ovejas.

Está lleno de vitaminas y es muy bueno para ti, pero muy posiblemente esta “cura” te dará más náuseas que dolor de cabeza. ¿Te atreverías?

Grasa y piel de ballena congelada, Groenlandia

Conocido popularmente por los locales como “muktuk”, este manjar aceitoso y gomoso está lleno de vitamina C y D.

La piel y la grasa de la ballena boreal se comen cruda normalmente, pero si te apetece algo diferente siempre puedes optar por la versión frita.

Queso con gusanos, Cerdeña

Si te gusta el queso que huele fuerte, como por ejemplo el Gorgonzola, quizás esto te vaya a gustar.

Casu Marza es un queso de leche de oveja blando y descompuesto que sirve de casa para las larvas de la mosca del queso.

Cuando pidas este plato verás cómo se mueven los insectos, pero ten cuidado de no molestarlos demasiado al mover el pato ya que pueden saltar hasta 15 centímetros… antes de que te los comas.

Pulpo vivo, Corea del Sur

Sannakji es un plato que se escurrirá por tu cuello, literalmente.

En Corea del Sur la comida es tan fresca que sirven el pulpo vivo en un plato con semillas y aceite de sésamo.

Ten cuidado porque sus tentáculos se pueden pegar a tu paladar o cuello y ahogarte. Quizás sea mejor que sigas con los calamares a la romana.

Vino de ratón, China

Si quieres beber algo para bajar todos estos platos tan exóticos nada mejor que una botella de vino en la que se ha ahogado y fermentado durante un año una familia de ratones.

Cuentan que no tiene demasiado olor y que sabe bastante mal, pero los chinos lo toman como si fuera un tónico para curar problemas de hígado, piel y el asma.

¿Cuál de estas comidas o bebida extraña te animarías a probar?

Publicidad
Publicidad

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.