La temporada de lluvias ha comenzado oficialmente, y con ella, vienen problemas e inconvenientes relacionados a inundaciones, goteras y otras situaciones no muy agradables para el hogar.

Estar preparado para estos momentos, es una muy buena idea, que te permitirá prevenir desastres más grandes.

En épocas lluviosas, los hogares sufren bastantes daños debido a la humedad y debilitamiento o deterioro de materiales.

Durante esta época aumentan también los accidentes e inundaciones, así como las enfermedades en niños y en adultos.

Es importante tomar medidas de precaución en tu casa o apartamento, o en tu lugar del trabajo, para estar preparados y así mantener en buen estado nuestros espacios.

Es inevitable pensar que no sufriremos de percances, aunque menores, por los aguaceros que son las protagonistas en la temporada.

Sin embargo, esto no tiene por qué quitarnos el sueño, podemos estar preparados:

Es muy importante revisar distintos elementos de tu hogar para saber qué necesitas reforzar exactamente, siempre revisa paredes pisos y techos.

Debes también hacer una limpieza de tu casa, barrer acumulación de polvo, limpiar los residuos de suciedad, hacer las reparaciones y cambios necesarios.

Limpia la terraza de tu casa, con estos espacios obstruidos llenos de basura y escombros, es muy probable que se inunden más rápido.

Barre hojas, quita el polvo acumulado y limpia muy bien los ventanales que van hasta el piso, para evitar que entre agua por allí.

Es fundamental que revises el estado de las instalaciones eléctricas de todo tu hogar.

Asegúrate de que se encuentren en buen estado y en caso de filtraciones o inundaciones apaga los generadores de electricidad de tu casa.

Si ya tienes alguna filtración o algunas goteras, te recomendamos utilizar tapa-goteras e impermeabilizantes para reforzar estos puntos y así evitar daños e inundaciones.

Se deben limpiar previamente las paredes, observar si hay alguna grieta o filtración  y hacer el mantenimiento necesario.

Recuerda que no hacerlo, dará paso a la aparición de hongos que no sólo deteriorarán tus paredes rápidamente, sino que representarán riesgos para tu salud y la de tu familia.

Protege tus muebles de exteriores, esto permitirá que se conserven por más tiempo.

El hecho de que algunos muebles resistan la lluvia, no implica necesariamente tener la confianza de dejarlos a la intemperie.

Entonces, agrégales algún recubrimiento, más si éstos son de tela.

Cuida que no se formen criaderos de mosquitos, puedes evitar que esto ocurra manteniendo tu entorno libre de escombros que pueden convertirse en zonas de reproducción de moscas y mosquitos transmisores de enfermedades como el dengue.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.