Cómo cuidar la piel mientras teletrabaja

¿Cómo cuidar la piel mientras teletrabaja?

Colombia es el cuarto país en el mundo en el que la gente dedica más tiempo a navegar en internet, con un promedio de 8:36 horas al día.

Ahora imagine cuánto podrían incrementar estas cifras en la época de cuarentena y teletrabajo, que implica el uso continuo del computador y del celular.

Además de la contaminación que se produce en exteriores e interiores, también se habla de un tercer tipo vinculado a las nuevas tecnologías. 

Se trata de la contaminación digital, la cual es producida por la luz azul (HEV) que emiten las pantallas de las tabletas, teléfonos inteligentes, computadores y del televisor y penetra profundamente en todas las capas de la piel.

Esta radiación del espectro lumínico vendría a ser un 30 por ciento de la radiación que el sol emite entre las nueve de la mañana y las ocho de la tarde.

En otras palabras, este tipo de contaminación tiene un impacto directo y visible en la piel como deshidratación, pérdida de luminosidad, sensibilidad y envejecimiento prematuro.

Por eso, la dermatóloga Luisa Galindo recomienda: “Durante el teletrabajo es importante hacer pausas activas, hidratarse bien y hacer snacks saludables. También seguir cumpliendo horarios de sueño para que la piel se recupere y esté saludable”.

Así estemos trabajando o estudiando desde casa, no podemos olvidar que para tener una piel saludable es necesario tener buenas rutinas de belleza como limpieza, hidratación y protección.

Lo ideal es que todas las mañanas aunque no salgamos de casa, hidratemos la piel y usemos protector solar porque está demostrado que la luz azul está provocando manchas en la piel y envejecimiento prematuro. El protector solar también debe ser algo de primera necesidad.

La metodología del teletrabajo implica permanecer más tiempo en espacios cerrados. Por lo tanto, la piel se expone a la polución presente en interiores como micropartículas de pinturas de paredes y techos, residuos químicos por el uso de productos de aseo, alérgenos que provienen de mascotas, plantas, mohos, insectos y ácaros del polvo.

Una buena mascarilla para hidratar es la de avena con miel:

La avena calma, hidrata y ayuda a controlar la producción de sebo de la piel. La miel es un excelente antioxidante. Limpia, aclara y protege la piel de los agentes externos como la polución.

Además de cuidar el rostro, las expertas consultadas coinciden en que se deben hacer rutinas de hidratación en las manos y los labios.

No debemos olvidar proteger nuestros labios ya que además de la radiación, estos se deshidratan y se resecan. Para eso podemos usar fotoprotectores y reparadores labiales.

TAMBIÉN PUEDES LEER: LOOK DE MAQUILLAJE PARA TRABAJAR DESDE CASA

Con información de El Tiempo.