Las frutas son verdadera comida rápida

frutas
Las frutas son verdadera comida rápida. Foto. Lina Montes

¿A quién no le ha pasado que cuando le mencionan: nutrición, dieta o alimentación sana, inmediatamente su mente evoca un insípido plato de lechugas verdes? Me atrevo a decir que a todos nos ha pasado, y es que nuestro propio cerebro con frecuencia suele limitarnos, ocasionando que algunas veces nos privemos de probar nuevas y distintas formas de realizar las actividades cotidianas aun en algo tan básico como comer.

Alimentación sana no es sinónimo de aguantar largos períodos de hambre, restringirse o condicionarse sólo a pensar en cierto grupo de alimentos –lo cual implica poner en riesgo nuestra salud de manera innecesaria-, una buena alimentación debe ser variada para así garantizar que nuestro organismo reciba los aportes de nutrientes esenciales para su buen funcionamiento.

Hoy quiero hablar especialmente de las frutas, cuya presencia en nuestra dieta es fundamental, las frutas son la verdadera comida rápida y además saludable, ¡¿qué más podemos pedir?!

Las frutas son altamente ricas en agua, vitaminas, minerales, son una excelente fuente de fibra, cuyo poder antioxidante previene la aparición de enfermedades y vejez prematura. Mayor vitalidad, mejor apariencia de la piel, el cabello y las uñas, son algunos de los resultados visibles luego de una temporada de haber incluido las frutas en el menú.

Para aprovechar al máximo las bondades de las frutas, los expertos recomiendan consumirlas solas sin mezclas con otros alimentos ni verduras, es preferible comer la pulpa en lugar de jugos, a su vez los jugos no deberían acompañar las comidas pues dificultan la digestión; la fruta se digiere en el intestino delgado y si el estómago está lleno esta se fermenta antes de ser digerida por lo cual es preferible comerla con el estómago vacío. Hay que tener especial cuidado con las ensaladas de frutas pues ciertas combinaciones no son compatibles entre sí y pueden producir reacciones químicas perjudiciales para el organismo.

Recordemos que nada en exceso es bueno, me aterra escuchar personas que se abstienen de comer frutas “porque engordan”, todos los alimentos contienen calorías –unos en mayor cantidad que otros-, nuestro cuerpo las necesita y utiliza como energía para la respiración, para cada latido del corazón, para el parpadeo de los ojos, para el funcionamiento del cerebro, para el movimiento del cuerpo y esto se conoce como metabolismo basal, la clave es que haya una proporción equilibrada entre el aporte y el gasto calórico del cuerpo.

Las frutas son verdadera comida rápida
Las frutas son verdadera comida rápida. Foto Lina Montes

Mi recomendación es ingerir las frutas en las meriendas, de tres a cinco porciones diferentes diarias, aprovechar las de temporada resulta muy económico, en Montería tenemos la fortuna de contar con un puesto de frutas a la vuelta de cada esquina en el centro de la ciudad, en la tienda del barrio, en el supermercado, incluso no es necesario desplazarnos pues a cada diez minutos se movilizan por las calles los vendedores con sus carretas repletas de amplias y ricas variedades de frutas.

Sólo necesitamos 21 días para crear y adaptarnos a un hábito nuevo y, 66 días para adquirir la costumbre de por vida, luego esa costumbre se hará de manera casi automática; así pues, no hay excusas, la invitación es a crear el hábito de comer frutas, cuyo único problema es no comerlas.

Escrito por: Lina Montes

Twitter:  @linamonteslo

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.